Saneamiento total liderado por la comunidad: ¡Nos negamos a comer mierda! (#eval stories II)

Evaluaciones que marcan la diferencia” es una colección de 8 historias de evaluación recogidas en distintos lugares del mundo, y una de las primeras investigaciones sistemáticas sobre los factores que contribuyen a que las evaluaciones de alta calidad sean utilizadas por las partes interesadas para mejorar los programas y proyectos, y mejorar así la vida de las personas. Estas historias reflejan no sólo el punto de vista de los evaluadores, sino también de quienes comisionan y de quienes usan las evaluaciones. Esta historia es la segunda de las ocho historias desarrolladas en el marco del proyecto (historia 1 aquí). Para compartirlas en Inglés y Francés, visitar el Blog Evaluations that make a difference.

—-

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.46.24 a.m.
De los siete mil millones de personas que habitan el mundo, solamente 4.500 millones
tienen acceso a inodoros o letrinas. Las restantes 2.500 millones de personas – la mayoría viviendo en zonas rurales – carecen de saneamiento adecuado. Y nada propaga las enfermedades más rápido que la defecación al aire libre. De hecho, el Objetivo 7 de Desarrollo del Milenio apuntó a reducir a la mitad la población de personas que viven sin saneamiento adecuado. De ahí surge la idea de instituir el Día Mundial del Inodoro, que se celebra el 19 de noviembre de cada año.

Pero vamos a retroceder en el tiempo hastael Día Mundial del Inodoro en el año 2011. Estamos en Murihi wa bibi, una aldea en las montañas del condado de Kwale, situada en la franja costera de baja altitud de Kenia.

Los niños persiguen a los gallos, los mismos que en pocas horas formarán parte de la comida de las celebraciones. La emoción está en el aire. ¿Pero, qué están celebrando los habitantes de Murihi wa bibi? En pocas palabras, están orgullosos y exultantes de que ya no hay más montones de excrementos humanos entre los arbustos. Esta comunidad, convencida de que su antigua tradición de defecar en el monte resulta intolerable, ha alcanzado un nuevo nivel de libertad – la de sentirse libre de la enfermedad.

Esa práctica tenía que parar; no había manera de que pudiera continuar. No con líderes como Kingi Mapenzi, Peter Mwambaka, y Josephine Mbith, quienes fueron de hogar en hogar recordando a los residentes la necesidad de dejar de comer excrementos, que es lo que sucede en las comunidades que practican la defecación al aire libre en zonas utilizadas para asentamientos humanos y agricultura. Kingi y Mbith son agentes sanitarios comunitarios, mientras que Mwambaka es el administrador del gobierno local. Ellos son tipicos representantes de la red de voluntarios locales que trabajan incansablemente para convencer a los aldeanos de abandonar la defecación al aire libre.

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.46.43 a.m.Claro que no son los primeros en hacer esto. El tema del saneamiento hace ya tiempoque es reconocido como un grave problema de salud en Kenia. Durante años, decenas de organizaciones locales e internacionales han atacado desde múltiples direcciones el flagelo que supone la defecación al aire libre. Los resultados han sido variados, si bien las enormes proporciones del desao con el que lidian estas organizaciones a ahogado la mayoría de las veces sus buenas intenciones.

Reconociendo que esta tarea quedaba fuera del alcance de cualquier organización, un grupo de personas preocupadas por este asunto decidieron aunar esfuerzos – y lo más importante, posicionarse no como conductores sino como socios de las comunidades en cuestión. La idea era liderar desde las bambalinas – de modo que fueran las propias comunidades las que guiaran los esfuerzos para resolver sus problemas comunes.

Diez de estas personas decidieron constituirse como la Alianza en Defensa de la Salud, a la cual registraron como una entidad legal ante el gobierno. Cabe decir que, ya desde el principio, su intención fundamental era la de centrarse en ellos mismos como organización y evitar la excesiva notoriedad.

El pensamiento subyacente era el siguiente: si queremos que el saneamiento realmente funcione, tiene que surgir desde la base, no desde afuera. Después de todo, los aldeanos no se preocupan por los nombres de las organizaciones. Para destacar el papel primordial de la comunidad en esta iniciativa, la alianza adoptó el término ‘saneamiento total liderado por la comunidad’ (CLTS, por sus siglas en Inglés), que tiene su origen en un proyecto en Bangladesh donde el CLTS había dado buenos resultados en el abordaje de la defecación al aire libre.

La Alianza obtiene sus fondos a partir de las contribuciones de los 10 miembros que constituyen su núcleo motor, todos ellos empleados de diversas organizaciones y agencias. Aunque su experiencia abarca desde el seguimiento y la evaluación hasta la epidemiología, el denominador común entre ellos es la salud de la comunidad. Actuando como individuos, cada uno de los 10 miembros trabaja en consultorías remuneradas que les permiten donar tiempo y financiación a las actividades de la Alianza. Y dado que trabajan con y a través de los grupos comunitarios, los costos son mínimos.

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.47.03 a.m.Todo comenzó en el año 2007. Una ONG internacional había desarrollado el proyecto en la aldea Jaribuni en Kili , un condado vecino al norte de Mombasa. Durante la sesión inicial, un facilitador altamente capacitado, utilizando diversas metodologías participativas, ayudó a los habitantes de la aldea a entender las terribles consecuencias de la defecación al aire libre. Los residentes de Jaribuni resolvieron entonces colectivamente, dirigidos por un comité local y en el marco de una campaña con plazos definidos, detener la defecación al aire libre mediante la construcción y el uso de letrinas. Se dieron a sí mismos 90 días para que todo el mundo en la aldea utilizara las letrinas, y que un comité de monitoreo local documentara el progreso. La aldea alcanzó la condición de ‘libre de defecación abierta’ (LDA) tan sólo 67 días después de aquella sesión inicial. Para mostrar este logro, los residentes y voluntarios organizaron una ceremonia sencilla, invitando a los funcionarios locales de salud que quedaron impresionados por la simplicidad del enfoque: empoderar a las comunidades para que analizaran su propio perfil de saneamiento, y que tomaran decisiones sobre la base de comprender que estaban literalmente comiendo el excremento de otros debido a la defecación abierta. Y el grito llegó: Tumekataa kula mavi tena! (‘¡Nos negamos a comer excrementos!’ en Swahili).

A medida que el movimiento CLTS se difundía en Kenia, especialmente en la región costera, las comunidades se mantenían al frente de la iniciativa ya que ésta es la forma en que este movimiento realmente funciona. Agentes comunitarios apasionados como Kingi, Mbith y Mwambaka, que cotidianamente y sin descanso monitoreaban la situación, encendieron la chispa que inició el proceso. Sabían que para lograr el saneamiento total la comunidad debía apropiarse verdaderamente de la idea, así que trabajaron para proporcionar esa chispa difundiendo la importancia de alcanzar la condición de LDA. Pero una vez que el motor estaba en marcha, con la comunidad liderando el proceso desde el asiento del conductor, su trabajo se limitaba al monitoreo.

El monitoreo es esencial para que una aldea llegue alcanzar el estado de LDA. Esta es una lección que los practicantes de CLTS en los condados de Kwale y Kili aprendieron de la manera más dura. Inicialmente, supusieron que una aldea que había iniciado el proceso alcanzaría automáticamente la condición de LDA. Pero, con el tiempo, la importancia del monitoreo – y los comités de monitoreo – fue ganando reconocimiento. Los agentes de las ONG diseñaron herramientas de monitoreo que los comités podían utilizar para medir el progreso e identificar qué hogares requerían una atención especial.

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.47.50 a.m.A través de este proceso, se identificaron los hogares en los que la cabeza de familia es una mujer, y los hogares con personas muy mayores o personas con discapacidad. En muchos lugares, los comités de monitoreo movilizaron a los jóvenes para contribuir con su trabajo a la construcción de baños para los hogares de personas con dificultades de movilidad. En los casos de los hogares que no podían pagar los materiales de construcción, el comité se acercó a las autoridades forestales con los datos del progreso de la iniciativa a fin de mostrar que algunas pocas familias necesitaban apoyo especial para acceder a determinados materiales de construcción, como por ejemplo troncos. Y el conseguir la colaboración de dichas autoridades, fue considerado un éxito realmente asombroso: Nunca antes dicha entidad de gobierno había concedido permiso para que una persona cualquiera pudiera acceder a madera. ¡Ése es el poder de colocar los datos en manos de personas entusiastas!


Una vez que una aldea alcanzaba el estatus de LDA, los residentes colocaban vistosas señalizaciones con una doble
finalidad: proclamar su logro a todo el mundo señalando así el orgullo por los resultados obtenidos, y advertir de esa manera a los visitantes que defecar al aire libre no iba a ser tolerado en su territorio.

Las aldeas incluso comenzaron a competir entre sí y, a fin de superarse unas a otras, fueron subiendo el nivel de exigencia para con la monitorización. Consideraron que los indicadores de monitoreo elaborados por los expertos en la promoción de la higiene no eran lo suficientemente amplios como para atajar entre la comunidad el hábito que les llevaba a comer excrementos. Señalaron que la mera construcción y uso de las letrinas eran insuficientes. De hecho, tanto es así que incluso una comunidad llegó a fabricar tapas para las letrinas evitando de ese modo que las moscas se reprodujeran dentro de los pozos. Otra comunidad, para garantizar que las personas no olvidaran lavarse las manos después de usar la letrina, colocaron junto a ella instalaciones para lavarse las manos con jabón o ceniza. Aldeas rivales insistieron en la asignación de participantes para realizar las visitas de verificación que eran enviadas para inspeccionar las comunidades y así obtener la condición de LDA. Visitaban incluso las zonas de arbustos utilizadas previamente para la defecación al aire libre a fin de verificar la ausencia de excrementos.

De hecho, en Penda Nguo, un pueblo en el condado de Kili , se encontró que todos los hogares tenían letrinas, por lo que los expertos en saneamiento y promoción de la higiene habían decidido conferirles el estatus de LDA. Pero un miembro de la comisión de monitoreo, vecino de un pueblo rival, descubrió un montón de excrementos frescos en el monte, con lo que el comité ya no pudo actuar. Para solucionarlo, los aldeanos de Penda Kula decidieron colocar una letrina pública y, tan pronto como se dejaron de encontrar señales de heces frescas, fueron finalmente declarados LDA. ¡Estaremos de acuerdo en que no estamos delante de personas complacientes!

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.47.23 a.m.Sin la participación activa de las comunidades en el monitoreo del saneamiento total, el trabajo duro y la dedicación de los promotores de salud se habría traducido, solamente, en cuerpos cansados y en desilusión. Y eso nos lleva de nuevo a la Jornada Mundial del Inodoro de 2011. Siete aldeas del condado de Kwale acordaron reunirse en Murihi wa bibi para celebrar su logro colectivo. Era la primera vez que un número tan elevado de pueblos realizaba una celebración conjunta. Los practicantes de CLTS lo llaman ‘ruido estratégico’ cuando una aldea – en este caso, siete de ellas – se une para formalizar su negativa a comer excrementos, sus vecinos no tienen más opción que seguir su ejemplo – venir para escuchar sus logros y unirse al ruido estratégico de la celebración.

Nada menos que el director regional de salud fue invitado para ser testigo de la alegría que sena la comunidad por haber conseguido desterrar la vida insalubre. El ruido estratégico incluye testimonios de los aldeanos. Mzee Hamadi recuerda cómo ponerse en cuclillas entre los arbustos le había robado la dignidad. El temor de pisar serpientes durante la noche, y la pesadilla de tener que encontrar un lugar seco entre el césped durante la temporada de lluvias habían sido demasiado para él. Cuando el movimiento de CLTS se extendió a su aldea, estuvo más que contento de unirse al mismo y detener así la defecación al aire libre.

Su vecino, Yusuf Ali, cuenta una historia diferente. ‘Al principio,’ dijo ‘yo no estaba tan contento. No veía la importancia de invertir esfuerzos y recursos para construir una casa para los excrementos.’ Sin embargo, su esposa pronto se dio cuenta de que su pequeña hija Fatuma, de dos años de edad, había dejado de padecer sus habituales diarreas crónicas a partir del momento en que Yusuf, a regañadientes, construyó la letrina familiar. Fatuma se encontraba ahora activa y saludable y, tal y como informó en la reunión, no había tenido diarreas en los tres últimos meses. De hecho, hasta los promotores de salud en el dispensario Mazumalume se lamentan diciendo que la echan de menos porque ya no tiene que visitarlos. Siku hizi, twaenda hospitali kwa chanjo za kakake Mdogo. (‘En estos días, sólo visitamos la clínica para inmunizar al hermanito de Fatuma.‘)

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.48.04 a.m.La ceremonia termina con la entrega de certificados a la siempre implicada comisión de monitoreo y, expresando su emoción, Kingi exclama ‘¡Incluso mi grupo de aldeas más problemáticas son finalmente LDA!’. Como promotor itinerante de la salud, sabe que su energía se pondrá a prueba de nuevo cuando él y su equipo comiencen a trabajar con CLTS en Katangini, una aldea en el otro lado de la colina. Pero por ahora puede relajarse y disfrutar de un espléndido arroz sazonado y estofado de pollo. ¿Recuerdan a los gallos?


El jolgorio de hoy está bien merecido. Y sobretodo porque, a diferencia de los dos úl
timos años en los que Kingi tuvo que viajar a otro condado, hoy la conmemoración del Día Mundial del Inodoro se celebra en su pueblo. ¡Qué honor y qué gran manera de poner la guinda a un año repleto de éxitos, a la espera de que llegue otro todavía mejor!

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.48.22 a.m.

————————–

Redempta Muendo, Condado de Kwale, Oficial de Salud Pública; Haron Njiru, Director de Programa, Alianza HEADS

Narradores: Njoroge Kamau y Eric McGaw

Posgrados en #evaluación en América Latina

A pocos días de haber comentado respecto la Maestría en Evaluación de Políticas Públicas en Entre Ríos (Argentina), las amigas de Enclave de Evaluación (evaluación y enfoque de derechos) presentan en sociedad en su serie Panorámicas Enclave su número 01 dedicado a La evaluación de programas y proyectos en el espacio universitario de América Latina: estudios de posgrado, elaborado por Mariano Jurado González.

Luego de introducir el estudio, su metodología, y algunas decisiones adoptadas para el mismo, Mariano sintetiza que:

Captura de pantalla 2014-11-07 a las 12.30.02Partiendo de un ámbito geográfico general, la prospección realizada ha generado un total de 81 registros en estudios relacionados con la disciplina evaluativa en los últimos cinco años: 25 maestrías, 6 especializaciones, 37 diplomados y 13 cursos.

Más concretamente, dentro de los estudios de posgrado de Evaluación de Programas y Proyectos de Desarrollo, Sociales o de Cooperación, identifica dos maestrías, una especialización, y cuatro diplomados.  Un apartado especial es dedicado a los posgrados en evaluación en la región andina, con particular énfasis y espacio para el Perú (parece que Perú se las trae, eh? Ya lo veremos cara a cara en Marzo próximo…😉 )

Valioso el rescate y la sistematización.  Voy a leerla con más atención estos días para chequear algún dato, el cual descuento será recibido con beneplácito por el autor. Contar con esta información actualizada ha sido siempre una preocupación (aunque no una prioridad) de redes y asociaciones de evaluación de la región.

Seguimos atentos entonces a los nuevos aportes de Enclave de Evaluación… Enhorabuena!

 

IV Conferencia de la ReLAC: Marzo 2015, Lima (Perú) – #EvalYear

Con el inspirado e inspirador tema El Futuro de la Evaluación en América Latina y el Caribe: Desarrollo, Equidad y Cultura  se desarrollará entre el 11 y 13 de Marzo del año próximo (el #EvalYear), la IV Conferencia de la ReLAC, la Red de Seguimiento, Evaluación y Sistematización de América Latina y el Caribe.  A diez años de su conferencia inaugural, y luego de haber pasado por Bogotá y San José de Costa Rica en las anteriores instancias, se vuelve -como dice el tango- al primer amor: Lima😉 .

logo ReLACAdemás de darle su espacio al tema del desarrollo (como en conferencias anteriores), y al de la equidad (como está siendo el caso en diversas reuniones de evaluación), la cuestión de la cultura ha sido incorporada como el tercer eje fuerte del tema de esta conferencia. Siguiendo los pasos de los colegas de AfrEA (la Asociación Africana de Evaluación), así como de otras más (ver aquí), un grupo de evaluadores de la región está interesado en discutir cuánto pesa, importa y es relevante la dimensión cultural en los esfuerzos evaluativos.  En el caso de la ReLAC, un grupo de trabajo se creó hace un tiempo con el nombre Evaluar desde Latinoamérica, y es de esperar que se reactive y comparta sus reflexiones en ocasión de la conferencia.

En tal sentido, sugiero darle un vistazo a los distintos grupos de trabajo en existencia, inscribirse en aquel que nos parezca interesante y relevante, y resucitarlo desde adentro (¡valga la metáfora pascual!). Con anterioridad a la pasada conferencia  en Costa Rica, el grupo de Sistematización y Evaluación tuvo un intercambio notable de información y discusión que permitió armar un panel central y la presentación de diversos artículos durante el desarrollo de la misma. Del mismo modo podrían reactivarse varios de estos grupos, teniendo como norte esta IV Conferencia.

La página web de la conferencia ya cuenta con información para expositores (ejes temáticos, formatos de presentaciones, etc.) como así también información para propuestas de cursos y talleres. Estos últimos se desarrollarán entre el lunes 9 y el martes 10 de marzo, y han resultado siempre una fantástica oportunidad de formación e intercambio.  Estamos en fecha propicia para el armado de presentaciones, paneles, y el ofrecimiento de talleres pre-conferencia, por lo  que los animo a hacerlo cuanto antes, consultando los enlaces correspondientes.

La Comisión de Comunicaciones ha preparado el vistoso flyer  que copio debajo, el cual también está en .pdf aquí y compartido con colegas y contactos. Animo e invito a los lectores de este blog a sumarse a la aventura de promocionar, construir, y desarrollar esta IV Conferencia. ¡Nos vemos en Lima!

flyer conferencia Relac FINAL

Allá vamos, otra vez (gran video sobre el #desarrollo)

Una muy buena lectura descubierta desde Twitter (y van…) me hizo re-encontrarme con el video que comparto más abajo, al que conocí hace un tiempo pero no había podido presentar en el blog.  El sitio donde lo publican es la organización Surival International, la que ofrece su gran contenido en bellísimas y duras imágenes, así como también en una gran cantidad de lenguas. Vale la pena darse una vuelta por ahí, interiorizarse, sensibilizarse, y colaborar… si sentimos que la causa es valiosa. Allí donde está tu tesoro, estará tu corazón…

Sin más prolegómenos, un video para pensar…

 

Hip-hop & cambio social: un trabajador social a la izquierda, por favor

Gracias a Jennifer Lentfer y su fantástico blog How Matters pude conocer a la familia Ayara y a su creador, Don Popo. El video ha sido realizado en Bogotá, Colombia, y apunta a mostrar la labor de trabajo social en el ámbito juvenil en dicho ambiente.

Mi mayor acercamiento al Hip-hop ha sido porque una de mis hijas se entusiasmó con el mismo, y alguna vez en algún colectivo en Chile tuve la experiencia cercana de este género urbano. El resto ha sido más bien mediático, y -por tanto- cargado de prejuicios y miradas entre despectivas e ignorantes. Estoy seguro que para much@s este  video será un gran reconciliador…

Reconciliador con dimensiones de la cultura urbana que nos son ajenas.

Reconciliador con el optimismo.

Reconciliador con sueños de cambio social.

HipHopLogoY por otro lado, da un lugar jerárquico a los “locales” y la intervención “externa” poco externa parece… cuando los jóvenes terminan haciéndose dueños de la misma.  Sin duda que también permite ver resultados e impacto en distintas facetas de la vida de estos jóvenes, y su sostenibilidad apunta a ser sospechosamente alta. Pues bien, esos son mis subjetivas impresiones tras ver este impactante video, que bien valen dedicarle un momento para aquellos que quieren y creen posible un cambio social -y si viene de la mano del arte, tanto mejor!- (¿podría ser de otro modo?:-) )

.

Niños de Siria: conocer para ayudar

Hace algo más de dos años atrás, cuando la primavera árabe parecía extenderse por toda la región de Medio Oriente, el presidente de Siria Ashar Al-Assad opuso firme resistencia a las protestas populares que en el  país tuvieron lugar, no sólo con una clara negativa a ceder espacios de poder, sino también reprimiendo con el ejército a los insurgentes. Los opositores radicalizaron sus demandas y crearon a fines del 2011 el Ejercito Libre de Siria, principal grupo opositor al gobierno y uno de los actores claves de la guerra civil que se desató en el país.

Desde entonces, la guerra se ha extendido por todo el país, y la Fuerza Aérea ha bombardeado decenas de ciudades, dejando a su paso muerte y destrucción. Los rebeldes toman ciudades, el gobierno las bombardea, la población huye. Huye… Abandona toda su vida, y parte a la frontera.  Y no son pocos siquiera…

El Alto Comisionado para los Refugiados (Naciones Unidas) considera que para finales del 2013 la mitad de la población Siria estará necesitada de ayuda de la cooperación internacional, mientras que ya mismo la situación es considerada la más grave con la que su organización ha tenido que lidiar jamás. Mientras que unos tres millones de personas se han desplazado de sus hogares a otros sitios de Siria, aproximadamente ocho mil personas por día -desde hace meses- han cruzado la frontera hacia Jordania. A la vez que las soluciones políticas al conflicto siguen sin aparecer, la situación en los campos de refugiados se ha vuelto crítica, tal como lo expresa Paloma Escudero, de UNICEF:

Siria1Hace diez días, el equipo de UNICEF en Oriente Medio dio la voz de alarma: si el número de niños y familias que necesitan ayuda humanitaria sigue creciendo cada semana a este ritmo vertiginoso, no podemos garantizar el mantenimiento de nuestras operaciones con los fondos disponibles. Por primera vez, debíamos considerar el cierre de programas dentro de Siria en salud, protección y educación (solo un 6% de los niños de Aleppo están escolarizados, cuando hace dos años era el 85%, dos millones de niños) y nuestro trabajo diario atendiendo a la población refugiada y a las comunidades de acogida en Jordania, Líbano, Iraq y Turquía con agua, saneamiento, campañas de vacunación, centros de salud y escolarización. Y no éramos los únicos.  Lo que estábamos viviendo en el equipo de UNICEF también lo estaban sufriendo otras agencias humanitarias clave en la zona como ACNUR, la OMS, OCAH y el PMA. […]

Lo que sí fue diferente fue la solución a este inmenso problema. Por primera vez, no fue una petición de fondos a gran escala, aunque la necesidad no puede ser más crítica. Por primera vez la solución se centró en la causa de la tragedia humanitaria y no solo en sus consecuencias. Los líderes mundiales de UNICEF (Anthony Lake), ACNUR (António Guterres), OCAH (Valerie Amos), el PMA (Ertharin Cousin) y la OMS (Margaret Chan), decidieron hablar alto y claro, con una sola voz exigiendo el fin de la violencia y el sufrimiento de millones de sirios dentro y fuera de sus fronteras.

.

Unicef  ha señalado  que es posible que la violencia, el desplazamiento, y las carencias básicas hagan realidad la triste situación de una generación perdida. Para ponerle rostro a números y nombres que nos pueden sonar extraños y lejanos, vale la pena dedicar un par de minutos a escuchar a los niños de un campo de refugiados. Tienen la palabra….

.

Para poner nuestro bolsillo donde está nuestro corazón, podemos colaborar aquí o aquí también. A la vez, podemos colaborar difundiendo, opinando, sensibilizándonos por nuestra cuenta cuando no nos ayuda la TV -seguramente una bomba en Boston tiene otro calibre y otro status para diarios, revistas y programas de TV-.

siria3

¿Qué Papa podemos esperar que no sea un Benedicto XVII?, por Leonardo Boff

Podría presentar sin mucho esfuerzo la  justificación del porqué incluir en este blog sobre Desarrollo, Evaluación y Complejidad una entrevista a un teólogo brasileño… pero me da pereza, realmente. Y como dejé claro desde el primer día que este era un espacio entre lo profesional y lo personal, sirva al menos decir que el entrevistado fue alguien que me marcó hondamente con sus reflexiones desde hace al menos 25 años.  Y que en este reportaje deja un rosario de frases que siguen siendo movilizadoras e inquietantes.  En los comentarios pueden marcar alguna de ellas…

BoffEntrevista a Leonardo Boff, para ser reproducida por quien esté interesado.

¿Cómo recibió usted la renuncia de Benedicto XVI?

R/ Yo desde el principio sentía mucha pena por él, pues por lo que conocía, especialmente de su timidez, imaginaba el esfuerzo que debería hacer para saludar al pueblo, abrazar a las personas, besar a los niños. Estaba convencido de que un día él aprovecharía alguna ocasión sensata, como los límites físicos de su salud y el menor vigor mental, para renunciar. Aunque se mostró como un papa autoritario, no estaba apegado al cargo de papa. Me sentí aliviado porque la Iglesia está sin un líder espiritual que suscite esperanza y ánimo. Necesitamos otro perfil de papa más pastor que profesor, no un hombre de la Iglesia-institución sino un representante de Jesús que dijo: “si alguien viene a mí, no le echaré fuera” (Evangelio de Juan 6,37), podía ser un homoafectivo, una prostituta, un transexual.

2. ¿Cómo es la personalidad de Benedicto XVI ya que usted mantuvo cierta amistad con él?

R/ Conocí a Benedicto XVI en mis años de doctorado en Alemania entre 1965-1970. Oí muchas conferencias de él pero no fui alumno suyo. Él leyó mi tesis doctoral: “El lugar de la Iglesia en el mundo secularizado” y le gustó mucho hasta el punto de buscar una editorial para publicarla, un tocho de 500 páginas. Después trabajamos juntos en la revista internacional Concilium, cuyos directores se reunían todos los años en la semana de Pentecostés en algún lugar de Europa. Yo la editaba en portugués. Esto fue entre 1975-1980. Mientras los demás hacían la siesta, él y yo paseábamos y conversábamos sobre temas de teología, sobre la fe en América Latina, especialmente sobre San Buenaventura y San Agustín, de los cuales él es especialista y a los que yo hasta hoy frecuento a menudo. Después en 1984 nos encontramos en un momento conflictivo: él como juez mío en el proceso del ex-Santo Oficio movido contra mi libro Iglesia: carisma y poder (Vozes 1981. Sal Terrae 1982). Ahí tuve que sentarme en la silla donde, entre otros, se sentaron Galileo y Giordano Bruno. Me sometió a un tiempo de “silencio obsequioso”, tuve que dejar la cátedra y me fue prohibido publicar cualquier cosa. Después de esto nunca más nos volvimos a encontrar. Como persona es finísimo, tímido y extremadamente inteligente.

3. Como cardenal fue su Inquisidor después de haber sido su amigo: ¿cómo vio usted esta situación?

R/ Cuando fue nombrado Presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex-Inquisición) me sentí sumamente feliz. Pensaba: finalmente tendremos un teólogo al frente de una institución con la peor fama que se pueda imaginar. Quince días después me respondió agradeciendo y decía: creo que hay aquí en la Congregación varios asuntos suyos pendientes y tenemos que resolverlos. Y es que prácticamente cada vez que publicaba un libro llegaban de Roma preguntas de aclaración que yo me demoraba en responder. Pero de Roma no viene nada que no haya sido enviado antes a Roma. Aquí en Brasil había obispos conservadores y perseguidores de teólogos de la liberación que enviaban las quejas de su ignorancia teológica a Roma con el pretexto de que mi teología podría hacer daño a los fieles. Ahí me di cuenta de que él ya había sido contaminado por el bacilo romano que hace que todos los que trabajan en el Vaticano rápidamente encuentren mil razones para ser moderados y hasta conservadores. Y entonces más que sorprendido quedé verdaderamente decepcionado.

4. ¿Cómo recibió usted ese castigo de “silencio obsequioso”?

R/ Tras el interrogatorio y la lectura de mi defensa escrita que está como anexo en la nueva edición de Iglesia; carisma y poder (Record 2008) son 13 los cardenales que opinan y deciden. Ratzinger es solo uno de ellos. Después someten la decisión al papa. Creo que el suyo fue un voto discrepante de la mayoría, porque conocía otros libros míos de teología, traducidos al alemán, y me había dicho que le habían gustado e incluso una vez, delante del papa en una audiencia en Roma, hizo una referencia elogiosa. Yo recibí el “silencio obsequioso” como lo haría un cristiano ligado a la Iglesia: lo acogí con calma. Recuerdo que dije: “es mejor caminar con la Iglesia que solo con mi teología”. Para mí fue relativamente fácil aceptar la imposición porque la Presidencia de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB, en portugués) siempre me había apoyado y dos de sus cardenales, don Aloysio Lorscheider y don Paulo Evaristo Arns, me acompañaron a Roma y participaron, en una segunda parte, del diálogo con el cardenal Ratzinger y conmigo. Ahí éramos tres contra uno. Algunas veces pusimos al cardenal Ratzinger en aprietos pues los cardenales brasileros le aseguraban que las críticas contra la teología de la liberación que él había hecho en un documento recientemente publicado eran eco de los detractores y no un análisis objetivo. Y pidieron un nuevo documento positivo. Él acogió la idea y realmente lo hizo dos años más tarde. Y nos pidieron también, a mí y a mi hermano Clodovis que estaba en Roma, que escribiésemos un esquema y lo entregásemos en la Sagrada Congregación. En un día y una noche lo hicimos y lo entregamos.

monsenor-oscar-arnulfo-romero5. Usted dejó la Iglesia en 1992. ¿Le quedó alguna amargura de todo el affaire del Vaticano?

R/ Yo nunca dejé la Iglesia. Dejé una función dentro de ella, que es la de sacerdote. Seguí como teólogo y profesor de teología en varias cátedras, aquí y fuera del país. Quien entiende la lógica de un sistema cerrado y autoritario, poco abierto al mundo, que no cultiva el diálogo y el intercambio (los sistemas vivos viven en la medida en que se abren e intercambian) sabe que si alguien como yo no se alínea plenamente a tal sistema será vigilado, controlado y eventualmente castigado. Es similar al sistema de la seguridad nacional que hemos conocido en América Latina bajo los regímenes militares de Brasil, Argentina, Chile y Uruguay. Dentro de esta lógica, el entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio, ex-Inquisición), el card. J. Ratzinger condenó, silenció, depuso de la cátedra o transfirió a más de cien teólogos. De Brasil fuimos dos: la teóloga Ivone Gebara y yo. Por entender la referida lógica, y lamentarla, sé que están condenados a hacer lo que hacen con la mayor buena voluntad. Pero como Blaise Pascal dijo: “Nunca se hace el mal tan perfectamente como cuando se hace con buena voluntad”. Sólo que esta buena voluntad no es buena, pues crea víctimas. No guardo ningún rencor o resentimiento pues tuve compasión y misericordia de aquellos que se mueven dentro de esta lógica que, a mi modo de ver, está a años-luz de la práctica de Jesús. Además, es cosa del siglo pasado, ya pasado. Y evito volver a ello.

6. ¿Cómo evalúa usted el pontificado de Benedicto XVI? ¿Ha sabido manejar las crisis internas y externas de la Iglesia?

R / Benedicto XVI fue un eminente teólogo, pero un papa frustrado. No tenía el carisma de dirección y animación de la comunidad, como lo tenía Juan Pablo II. Desgraciadamente, será estigmatizado de manera reduccionista como el papado donde aumentaron los pedófilos, los homoafectivos no fueron reconocidos y las mujeres fueron humilladas, como en EE.UU.donde se negó el derecho de ciudadanía a una teóloga por cuestión de género. Y también pasará a la historia como el Papa que criticó fuertemente la teología de la liberación, interpretada a la luz de sus detractores, y no a través de las prácticas pastorales y libertadoras de obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos que hicieron una opción seria por los pobres contra la pobreza y a favor de la vida y de la libertad. Por esta causa justa y noble fueron mal interpretados por sus hermanos en la fe y muchos de ellos detenidos, torturados y asesinados por los órganos de seguridad del estado militar. Entre ellos se encontraban obispos como el obispo Angelelli de Argentina y el Arzobispo Oscar Romero de El Salvador. Dom Helder fue el mártir que no mataron. Pero la Iglesia es más grande que sus papas y continuará, entre sombras y luces, prestando un servicio a la humanidad, a fin de mantener viva la memoria de Jesús y ofrecer una posible fuente de sentido en la vida más allá de esta vida. Hoy sabemos por los Vatileaks que dentro de la Curia romana están enfrascados en una feroz lucha por el poder, especialmente entre la corriente Bertone, actual Secretario de Estado, y el ex-secretario Sodano, ya emérito. Ambos tienen sus aliados. Bertone, aprovechándose de las limitaciones del papa, construyó prácticamente un gobierno paralelo. Los escándalos de filtración de documentos secretos de la mesa del Papa y del Banco del Vaticano, usado por los millonarios italianos, algunos de la mafia, para lavar dinero y enviarlo fuera, afectaron mucho al Papa. Y se fue aislando cada vez más. Su renuncia se debe a los límites de la edad y de las enfermedades, pero agravadas por estas crisis internas que lo debilitaron y que él no supo o no pudo atajar a tiempo.

CurasRojos7. El Papa Juan XXIII dijo que la Iglesia no puede ser un museo, sino una casa con puertas y ventanas abiertas. ¿Cree usted que Benedicto XVI intentó transfomar la Iglesia de nuevo en algo así como un museo?

R / Benedicto XVI es un nostálgico de la síntesis medieval. Reintrodujo la misa en latín, escogió vestimentas de los papas renacentistas y de otros tiempos pasados, mantuvo los hábitos y ceremoniales palaciegos, a quien iba a comulgar le ofrecía primero el anillo papal para que lo besase y luego le daba la hostia, cosa que ya no se hacía. Su visión era restauracionista y es un nostálgico de una síntesis entre cultura y fe que existe muy visible en su Baviera natal, cosa que él comentaba explícitamente. Cuando en la Universidad donde él estudió, y yo también, en Munich, vió un cartel anunciándome como profesor invitado para dar una conferencia sobre las nuevas fronteras de la teología de la liberación pidió al decano posponerla sine die. Sus ídolos teológicos son San Agustín y San Buenaventura, que mantuvieron siempre gran desconfianza de todo lo que venía del mundo, contaminado por el pecado y necesitado de ser rescatado por la Iglesia. Es una de las razones que explican su oposición a la modernidad a la que ve bajo la óptica del secularismo y el relativismo y fuera del ámbito de influencia del cristianismo, que ayudó a formar Europa.

8. ¿La iglesia, a su juicio, va a cambiar la doctrina sobre el uso del condón y la moral sexual en general?

R/ La iglesia debe mantener sus convicciones, las que estima irrenunciables como el tema del aborto y la no manipulación de la vida. Pero debería renunciar al estatus de exclusividad, como si fuera la única portadora de la verdad. Debe entenderse dentro del espacio democrático, en el cual su voz se hace oír junto a otras voces. Y las respeta e incluso está dispuesta a aprender de ellas. Y cuando sea derrotada en sus puntos de vista, debería ofrecer su experiencia y tradición para mejorar donde pueda mejorar y aligerar el peso de la existencia. En el fondo, ella tiene que ser más humana, más humilde y tener más fe, en el sentido de no tener miedo. Lo que se opone a la fe no es el ateísmo, sino el miedo. El miedo paraliza y aísla a las personas de los demás. La Iglesia debe caminar junto a la humanidad, porque la humanidad es el verdadero Pueblo de Dios. Ella lo muestra más conscientemente, pero no se apropia exclusivamente de esta realidad.

9. ¿Qué debe hacer el futuro Papa para evitar la emigración de tantos fieles a otras Iglesias, especialmente a las pentecostales?

R / Benedicto frenó la renovación de la Iglesia incentivada por el Concilio Vaticano II. No acepta que haya rupturas en la Iglesia, así que prefirió un punto desem-porta706 vista lineal, reforzando la tradición. Sucede que la tradición del siglo XVIII y XIX se opuso a todos los logros modernos, de la democracia, de la libertad religiosa y otros derechos. Él ha tratado de reducir la Iglesia a una fortaleza para defenderse de estas modernidades y veía el Vaticano como un caballo de Troya a través del cual podían entrar. No negó el Vaticano II, pero lo interpretó a la luz del Concilio Vaticano I, que está centrado en la figura del Papa con poder monárquico, absoluto e infalible. Así que se produjo una gran centralización de todo en Roma, bajo la dirección del Papa que, ¡pobre!, tiene que conducir una población católica del tamaño de la de China. Tal opción ha traído un gran conflicto en la Iglesia e incluso en episcopados enteros, como el alemán y el francés, y ha contaminado la atmósfera interna de la Iglesia con sospechas, creación de grupos, emigración de muchos católicos de la comunidad y acusaciones de relativismo y de magisterio paralelo. En otras palabras, en la Iglesia ya no se vivía una fraternidad franca y abierta, un hogar espiritual común a todos. El perfil del nuevo Papa, en mi opinión, no debe ser la de un hombre de poder y ni un hombre de la institución. Donde hay poder no existe amor y la misericordia desaparece. Debería ser un pastor, cercano a los fieles y a todos los seres humanos, independientemente de su situación moral, política y étnica. Debería tener como lema las palabras de Jesús, que ya he citado: “Si alguno viene a mí, yo no le echaré fuera”, pues Jesús acogía a todos, desde a una prostituta como Magdalena hasta un teólogo como Nicodemo. No debería ser un hombre de Occidente que ahora se ve como un accidente de la historia, sino un hombre del vasto mundo globalizado que sienta pasión por los pobres y el grito de sufrimiento de la Tierra devastada por la avaricia consumista. No debería ser un hombre de certezas sino alguien que animase a todos a buscar los mejores caminos. Lógicamente se orientaría por el Evangelio pero sin espíritu proselitista, con la conciencia de que el Espíritu siempre llega antes que el misionero y el Verbo ilumina a todo hombre que viene a este mundo, como dice  el evangelista san Juan. Debería ser un hombre profundamente espiritual y abierto a todos caminos religiosos para juntos mantener viva la llama sagrada que existe en cada persona: la presencia misteriosa de Dios. Y, por último, un hombre de profunda bondad, al estilo del Papa Juan XXIII, con ternura por los humildes y con firmeza profética para denunciar a aquellos que promueven la explotación y hacen de la violencia y de la guerra instrumentos de dominación de los demás y del mundo. Que en las negociaciones que los cardenales hacen en el cónclave y en las tensiones de las tendencias, prevalezca un hombre con este tipo de perfil. Cómo el Espíritu Santo obra ahí es misterio. Él no tiene otra voz ni otra cabeza que las de los cardenales. Que el Espíritu no les falte.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.995 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: