Viernes light: La Guía de los vagos para salvar el mundo

A partir de finales del año 20015 la ONU propuso a sus países miembros trabajar en los Objetivos de Desarrollo Sustentable, un ambicioso plan para transformar el mundo y eliminar la pobreza y males asociados para el año 2030. A la para que algunas iniciativas valiosas apuntan a Evaluar los Objetivos del Desarrollo Sustentable, la misma ONU propone para el ciudadano de a pié -o los perezosos que quieren salvar el mundo– una serie de acciones. A ver cómo suenan… 

 


 

Acabar con la pobreza extrema. Luchar contra la desigualdad y la injusticia. Solucionar el problema del cambio climático. Vaya. Los objetivos mundiales son importantes, son objetivos que cambiarán el mundo y para los que será necesaria la cooperación entre los gobiernos, las organizaciones internacionales y los líderes mundiales. Parece imposible que las personas de a pie puedan influir en algo. ¿Va a rendirse sin más?¡No! El cambio empieza por usted. De verdad. Todos y cada uno de los seres humanos del mundo, hasta los más indiferentes y perezosos, forman parte de la solución. Por suerte, hay cosas facilísimas que podemos introducir en nuestra rutina y, si todos lo hacemos, lograremos grandes cambios.

Se lo hemos puesto fácil y hemos recopilado tan solo unas cuantas cosas de las muchas que puede hacer para obtener resultados.

Nivel 1: La superestrella del sofáCosas que puede hacer desde el sofá

  • Ahorre electricidad enchufando los electrodomésticos en una regleta y desconectándolos por completo cuando no los utilice, incluso su ordenador.
  • Deje de utilizar los estados de cuenta bancarios en papel y pague sus facturas en línea o a través del teléfono móvil. Si no se utiliza papel, no es necesario destruir bosques.
  • Comparta, no se limite a hacer clic en “me gusta”. Si ve una publicación interesante en las redes sociales sobre los derechos de la mujer o el cambio climático, compártala para que las personas de su red también la vean.
  • ¡Hable alto y claro! Pida a las autoridades locales y nacionales que participen en iniciativas que no dañen a las personas ni al planeta. Antes de la Conferencia sobre el Cambio Climático de París, puede firmar esta petición para pedir a los líderes que lleguen a un acuerdo para reducir las emisiones de carbono.
  • No imprima. ¿Necesita recordar algo que ha visto algo en línea? Escríbalo en una libreta o, mejor aún, apúntelo en una nota digital y ahorre papel.
  • Apague las luces. La televisión y la pantalla del ordenador ya emiten una luminosidad cómoda, así que apague las otras luces si no las necesita.
  • Investigue un poco por la red y compre solo en empresas que sepa que aplican prácticas sostenibles y no dañan el medio ambiente
  • Denuncie el acoso en línea. Si observa acoso en un tablón de mensajes o en un espacio de tertulias, señale a su autor o autora.
  • Manténgase informado. Siga nuestras noticias locales y esté al día sobre los objetivos mundiales en línea o en las redes sociales a través de @GlobalGoalsUN.
  • Cuéntenos lo que hace para lograr los objetivos mundiales utilizando la etiqueta #globalgoals en las redes sociales.
  • ¡Compense sus emisiones de carbono! Ya puede calcular su huella de carbono y comprar crédito climático en Climate Neutral Now (solo disponible en inglés).
Nivel 2: El héroe del hogarCosas que puede hacer en casa

  • Seque las cosas al aire. Deje que el pelo y la ropa se sequen de forma natural en lugar de encender una máquina. Cuando lave la ropa, asegúrese de que la carga está completa.
  • Tome duchas cortas. Las bañeras necesitan muchos más litros de agua que una ducha de entre 5 y 10 minutos.
  • Coma menos carne y pescado. Se destinan más recursos para la obtención de carne que para el crecimiento de las plantas.
  • Congele los productos frescos y las sobras si no va a poder comerlos antes de que se estropeen. También puede hacerlo con la comida para llevar o de reparto, si sabe que no le va a apetecer comerla al día siguiente. Así, ahorrará comida y dinero.
  • Fertilizantes orgánicos: utilizar los restos de alimentos como abono puede reducir los efectos del cambio climático al mismo tiempo que se reciclan los nutrientes.
  • El reciclado de papel, plástico, vidrio y aluminio impide que los vertederos sigan creciendo.
  • Compre productos que estén mínimamente empaquetados.
  • Evite precalentar el horno. A menos que necesite una determinada temperatura de cocción, empiece a calentar la comida justo al encender el horno.
  • Aísle las ventanas y las puertas para aumentar la eficiencia energética
  • Ajuste su termostato, más bajo en invierno y más alto en verano
  • Sustituya los electrodomésticos viejos por modelos que aporten un consumo energético más eficiente y cambie las bombillas de la casa.
  • Si puede, instale paneles solares en su casa. ¡De este modo, también se reducirá su factura de electricidad!.
  • Ponga moqueta. Las alfombras y las moquetas mantienen la casa caliente y el termostato bajo.
  • No enjuague la vajilla. Si utiliza lavavajillas, no enjuague los platos antes de meterlos en la máquina.
  • Escoja una mejor alternativa de pañales. Envuelva a su bebé en pañales de tela o en pañales desechables y ecológicos de una marca nueva.
  • Retire la nieve manualmente. Evite los ruidosos sopladores de nieve, que producen gases de escape, y haga un poco de ejercicio
  • Utilice cerillas de cartón. No necesitan nada de petróleo, a diferencia de los mecheros de gas fabricados de plástico.
Nivel 3: El buen vecinoCosas que puede hacer fuera de casa

  • Compre productos locales. Apoyar los negocios de la zona ayuda a la gente a conservar su empleo y contribuye a impedir que los camiones tengan que desplazarse grandes distancias.
  • Compre con cabeza: planifique las comidas, haga listas de la compra y evite las compras impulsivas. No sucumba ante los trucos de comercialización que le llevan a comprar más alimentos de los que necesita, sobre todo en lo que respecta a los productos perecederos. Aunque pueden ser más baratos por peso, al final pueden resultar más caros si tenemos que desechar gran parte de esa comida.
  • Compre fruta de aspecto raro: muchas piezas de fruta y verdura se tiran por no tener el tamaño, forma o color «adecuados». Al comprar estas piezas de fruta que están en buen estado a pesar de tener un aspecto raro, ya sea en el mercado del productor o en cualquier otro lugar, estamos utilizando alimentos que de otro modo podrían acabar en la basura.
  • Cuando vaya a un restaurante y pida marisco, pregunte siempre si sirven marisco sostenible. Que sus negocios favoritos sepan que el marisco obtenido de forma respetuosa con los océanos está en su lista de la compra.
  • Compre únicamente marisco sostenible. Ahora, existen aplicaciones como esta que le indican qué productos es seguro consumir.
  • Desplácese en bicicleta, andando o en transporte público. Evite utilizar el coche excepto cuando tenga un grupo grande de personas.
  • Utilice una botella de agua y una taza de café reutilizables. De este modo, reducirá los desechos y quizá hasta pueda ahorrar dinero en la cafetería.
  • Lleve su propia bolsa a la compra. Deje la bolsa de plástico y empiece a llevar sus propias bolsas reutilizables.
  • Coja menos servilletas. No necesita un puñado de servilletas para la comida que compra para llevar. Tome solo las que necesite.
  • Compre productos de segunda mano. Las cosas nuevas no tienen por qué ser las mejores. Visite tiendas de segunda mano para ver qué puede volver a utilizar.
  • Mantenga el coche en buen estado. Un coche a punto emitirá menos gases tóxicos.
  • Done lo que no utiliza. Las organizaciones benéficas locales darán una nueva vida a su ropa, sus libros y sus muebles poco usados.
  • Vacúnese y vacune a sus hijos. Proteger a su familia de enfermedades también ayuda a la salud pública.
  • Haga uso de su derecho a elegir los líderes de su país y comunidad local.
Esto es solo parte de todo lo que puede hacer. Explore este sitio para obtener más información sobre los objetivos que más le importan y sobre otras maneras de participar de forma más activa.
Anuncios

Los bancos se retiran del proyecto de Agua Zarca (Honduras)

Recibí esta mañana el correo que copio abajo, y lo comparto ahora por aquí pues me pareció muy movilizador.  El mismo fue enviado por Oxfam International, una de las ONG de desarrollo más serias e importantes a nivel global. Da cuenta de cómo se han sucedido algunos hechos, luego del terrible asesinato de Berta Cáceres en Honduras hace poco más de un año. Y sucede apenas unos meses después que otros consideraran que la suya había sido una muerte inutil.

También señala cómo la lucha por justicia continúa, y nos invita a sumarnos…

Nuestra campaña ha funcionado: ¡los bancos europeos se están retirando del controvertido proyecto de la represa de Agua Zarca en Honduras! 

Muchas gracias por contribuir a que esto suceda.

En marzo de 2016, el mundo se estremeció con la noticia del brutal asesinato de la activista indígena por los derechos sobre la tierra Berta Cáceres. Berta lideró la oposición pacífica a la construcción de la represa de Agua Zarca porque amenazaba el río Gualcarque, un río sagrado para su pueblo, el pueblo Lenca, y una importante fuente de agua y alimentos. Esto le costó la vida.

Pocos días después de su asesinato pusimos en marcha una campaña exigiendo a los inversores internacionales que se retiraran de forma inmediata del proyecto. A las pocas horas de su lanzamiento, miles de personas como tú se sumaron a la campaña para continuar la lucha de Berta contra este proyecto.

Después de que decenas de miles de personas de todo el mundo se unieran, los bancos de desarrollo europeos FMO y Finnfund se vieron obligados a escuchar.

El anuncio de hoy es una victoria y un reflejo del poder de las personas; del poder de Bertha Cáceres, una valiente y comprometida activista; del poder de su familia y de la organización por los derechos indígenas COPINH, que continuó luchando a pesar del peligro al que se enfrentaban sus miembros; del poder de todas las personas que nos hemos sumado a esta campaña.

Pero la lucha aún no ha acabado. Uno de los inversores, el BCIE, aún no se ha retirado del proyecto. Los asesinos de Berta aún no han sido llevados ante la justicia. Y en Honduras, así como en el resto del mundo, numerosos activistas por los derechos sobre la tierra continúan recibiendo amenazas de muerte y sufriendo intimidaciones.

Tú puedes seguir apoyando a los y las activistas por los derechos sobre la tierra sumándote a la campaña Land Rights Now puesta en marcha por una coalición que aglutina a 550 organizaciones que trabajan juntas para defender los derechos sobre la tierra de comunidades y pueblos indígenas de todo el mundo.

Pero, ahora, recordemos a Berta y celebremos el poder de las personas cuando se unen por una buena causa.

En solidaridad,

Georgi York
Oxfam International

Viernes light: Tatuajes en el corazón (Gregory Boyle)

Hace unos meses atrás una referencia en un podcast me hizo googlear por el libro Tatuajes en el corazón: el poder de la compasión sin límites, escrito por el padre Gregory Boyle, jesuita con más de treinta años de trabajo con (ex)pandilleros de la ciudad de Los Ángeles, en EE.UU (aquí se puede leer su Introducción). Antes de comprar el libro, su charla TED (en Inglés) me terminó de convencer que había algo realmente MUY valioso en su experiencia y aprendizaje (amén de haber convertido la experiencia en aprendizaje… ). Y sin duda que parte de su espíritu ha motivado e iluminado a quienes estamos gestando en estos días el Centro Genesaret 
En el número 63 de la revista Desarrollo de Base encontré la siguiente reseña del libro, la que reproduzco mínimamente editada, confiado en que resulte inspiradora  para emprendimientos con algo de dicho espíritu… 
—–

Las pandillas en México y América Central se han convertido en una lacra y una fuente de temor para la población local, incluyendo comunidades donde los socios donatarios de la IAF viven y trabajan. La violencia pandillera es responsable de muchos de los 96 homicidios por cada 100.000 habitantes registrados en 2012 en Honduras, país que se ha disparado hasta la cima en los gráficos que ilustran las estadísticas de asesinatos. Las cifras en El Salvador y Guatemala alcanzaron 69 y cerca de 39 por 100.000, respectivamente. Para poner estos números en perspectiva, EE.UU. tuvo 4,7 homicidios por cada 100.000 en 2011.

Irónicamente, muchas de las pandillas más violentas de América Central, en forma prominente la Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18, nacieron en las calles de Los Angeles y otras ciudades estadounidenses. Luego se las exportó, primero a El Salvador y posteriormente a Honduras y Guatemala, cuando sus miembros fueron deportados como delincuentes. Las pandillas, frecuentemente en acción conjunta con narcotraficantes, rutinariamente asesinan a honestos fiscales, testigos y jueces a los que consideran una amenaza. Las cárceles están hacinadas, mal mantenidas y a menudo regidas por los propios reclusos —quienes continúan sus negocios por medio de teléfonos celulares.

Autoridades en ciudades de todo EE.UU y de América Central, así como profesionales del desarrollo, desesperan por encontrar un enfoque que apunte más allá de la policía, los juicios y las prisiones y proporcione a los jóvenes una salida del delito. Tatuajes en el corazón  documenta un enfoques que parece funcionar en el barrio de Los Angeles: el de Homeboy Industries, iniciado 25 años atrás por el autor, un dinámico sacerdote jesuita. El padre Gregory Boyle empieza insistiendo en que la necesidad de pertenencia y de sentirse importante lleva a los jóvenes a unirse a las pandillas. Una vez que lo hacen, su expectativa de vida se reduce. Boyle ha perdido la cuenta de los jóvenes que ha tenido que enterrar como pastor, incluyendo víctimas inocentes de tiroteos con vehículos.

Es para los sobrevivientes —jóvenes que han estado en la drogadicción y en prisión— que Boyle fundó Homeboy Industries, que trabaja incansablemente para enseñar a sus destinatarios destrezas con demanda en el mercado laboral y desarrollar su autoestima. Él se jacta de que Homeboy Industries es la única empresa que exige que sus empleados hayan sido condenados por delito para trabajar en su panadería, restaurantes, servicio de comidas, mercados de granjeros y taller de diseño gráfico que también hace ropas —incluyendo una camiseta que tiene en el frente “Trabajos, no Cárceles”, y en la espalda, “Nada detiene a una bala como un empleo”. Mientras están en el programa, los jóvenes —en su mayoría latinos, algunos recién llegados— estudian para su certificación secundaria, mejoran su inglés y ganan experiencia laboral.

Homeboy también ofrece albergue, rehabilitación de droga y alcohol, consejería individual y familiar, e incluso clases para padres; servicios de ayuda legal y de salud mental están abiertos a todo aquel que entre por la puerta. De acuerdo con Boyle, a menudo estos “homies” están cubiertos de tatuajes, por lo que el personal de Homeboy Industries se ofrece a sacárselos utilizando la tecnología laser más nueva. El año pasado, 400 hombres y mujeres jóvenes se incorporaron a las clases, que van desde control del enojo hasta yoga, y 300 a la capacitación vocacional; Homeboy Industries emplea a 300 ex alumnos.

La vida y el trabajo de Boyle en el barrio, como párroco y líder cívico, le han ganado el respeto de pandilleros y sus familias y el apodo de “G-Dog”, título de una documental sobre Boyle recientemente estrenada en Los Angeles. Su libro es humanista, inspirador y esperanzador a pesar de las terribles circunstancias de los jóvenes involucrados. Es una buena lectura, pero si no tiene tiempo para ella, por lo menos visite www.homeboyindustries.org.—

Patrick Ahern, representante de la IAF para Nicaragua

Enlaces que me enlazaron: evaluación, desarrollo, y complejidad (#eval III)

links-gif

 

Enlaces y links que me interesaron de la última semana (o un poco más)…

 

* Echo Rivera desarrolla el secreto en 4 fases para realizar una presentación sin estrés. Sugiere preparase una taza de café y contar con un bloc de notas, pues va a compartir algunos de sus muy buenos tips con nosotros.

* Tom Archivald nos acerca un manual con definiciones, términos, e importancia de las líneas de base. De un modo claro y directo explora cuestiones de oportunidad, planificación, y actores relevantes para llevarla adelante, e ideas para la presentación de resultados. Muy interesante la sección sobre Reconstrucción de la Línea de Base…

* El Overseas Development Institute desarrollará pronto un evento sobre “Tomar decisiones basadas en la evidencia en un mundo complejo”. Si no puedes estar en Londres ese día, lo puedes seguir online…

* La colega Mónica Ballesca nos comparte desde su experiencia en el gobierno de Jalisco (México) cinco consejos para evaluar políticas públicas.

* Cerrando los enlaces de hoy, el informe anual de seguimiento a los ministerios de la Agencia de Evaluación y Calidad de España (¿el video será parte del informe??)
 

 

– – – – – –

– – – – – –

– – – – – –

– – – – – –

Compromiso internacional para el impacto en un mundo cambiante, por Bonnie Koenig

bonnie-koenigConocí a Bonnie Koenig como suele conocerse la gente en estos tiempos, por algún canal de internet,
Twitter
en su momento. Compartimos diversos chats, y también alguna conversación telefónica (entiéndase Skype 😉 ). Hace tiempo tuvo la amabilidad de solicitarme revisara el borrador de un pequeño libro que estaba escribiendo,  donde  compartía reflexiones sobre la base de su intenso y extenso trabajo en la cooperación al desarrollo internacional. El libro aborda muy sugestivos pensamientos sobre el tipo de impacto que las intervenciones de desarrollo persiguen, la centralidad de los procesos, el rol de la ambigüedad en nuestras vidas en el contexto de estas interevenciones, el pensamiento sistémico y la complejidad, etc., etc.  Poco después el libro estuvo listo, y tenía pendiente presentarlo por aquí.  Por ahora sólo está en Inglés y accesible completo en el interesante blog de Bonnie, Going International (concretamente aquí). Pero me he permitido una traducción libre de su introducción, la que comparto a continuación, para cerrar el post luego con una novedad de su cosecha
.

I. Introducción
El mundo está cambiando, y muchos de nosotros en nuestras organizaciones y redes -así también como individuos- tratamos de encontrar conexiones y enfoques que nos ayuden a atender mejor y de formas efectivas nuestro nuevo ambiente. En una era de ‘palabras de moda’ que van y vienen, o que bien toman muchos significados diferentes (casi como un test de Rorschach -todos podemos ver la misma cosa diferentemente),  he elegido con cuidado la palabra “efectiva”. Nuestras palabras son importantes. ¿Por qué ‘formas efectivas ” y no formas nuevas o innovadoras? Necesitamos identificar una amplia gama de enfoques con el fin de encontrar aquellos que funcionarán para nosotros y nuestras organizaciones, y no pueden ser todos “nuevos” pero pueden reconfigurar o reconceptualizar nuestros enfoques de diferentes maneras. Y el concepto de “innovación” viene con connotaciones pesadas. Me gusta la definición de innovación que se centra en el desarrollo de diferentes enfoques (incluso si algunas de las partes componentes no son necesariamente nuevas), si bien muchos piensan en la innovación como algo puramente “nuevo”.
¿Y por qué la palabra “impacto” en el título? Nos hemos convertido en complaciente acerca de los resultados como cosas que se pueden medir – ¿cuánto de esto o de aquello? Tenemos que esforzarnos para mirar el impacto en cómo están siendo cambiadas ciertas vidas de manera positiva a través de nuestros esfuerzos. Tenemos que luchar individualmente y dentro de nuestras organizaciones y redes con el concepto de impacto y lo que significa para nosotros. ¿Por qué hacemos lo que hacemos? Es en la misma batalla o en el lidiar con los conceptos que empezamos a entender su significado para nuestras situaciones específicas, y a nutrir un compromiso colectivo con estos conceptos y objetivos.
¿Cómo pueden nuestros esfuerzos  acercarnos a los cambiantes impactos de  la vida que visualizamos? Necesitamos regularmente seguir haciendo las conexiones entre nuestras visiones y los desafíos de la implementación, y adaptar y modificar a medida que aprendemos – a través de nuestros éxitos, e igualmente importante, de nuestros fracasos. En una época en que a veces puede sentirse caótica, este libro es mi pequeña contribución para ayudar a las organizaciones y redes que están participando internacionalmente a encontrar su camino hacia enfoques que aumentarán su impacto. Ojalá nos ayude a todos a movernos un poco más cerca del futuro que imaginamos.

Después de cada sección podrás ver algunos ejemplos de preguntas. Estas preguntas son para ayudarlo en su propio pensamiento y proceso de descubrimiento, idealmente generando preguntas adicionales que lo ayudarán a lo largo de su viaje.

En resumidas cuentas, los invito a darle una mirada a este pequeño libro, grande en contenido y en su capacidad de hacernos pensar sobre el compromiso internacional y las realidades del desarrollo. Y si les entusiasma, pueden también prestar atención a una Internship Position con la posibilidad de trabajar con Bonnie Koening desde la comodidad de su hogar… Muy interesante, sin duda alguna!!! Buena suerte!

Saneamiento total liderado por la comunidad: ¡Nos negamos a comer mierda! (#eval stories II)

Evaluaciones que marcan la diferencia” es una colección de 8 historias de evaluación recogidas en distintos lugares del mundo, y una de las primeras investigaciones sistemáticas sobre los factores que contribuyen a que las evaluaciones de alta calidad sean utilizadas por las partes interesadas para mejorar los programas y proyectos, y mejorar así la vida de las personas. Estas historias reflejan no sólo el punto de vista de los evaluadores, sino también de quienes comisionan y de quienes usan las evaluaciones. Esta historia es la segunda de las ocho historias desarrolladas en el marco del proyecto (historia 1 aquí). Para compartirlas en Inglés y Francés, visitar el Blog Evaluations that make a difference.

—-

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.46.24 a.m.
De los siete mil millones de personas que habitan el mundo, solamente 4.500 millones
tienen acceso a inodoros o letrinas. Las restantes 2.500 millones de personas – la mayoría viviendo en zonas rurales – carecen de saneamiento adecuado. Y nada propaga las enfermedades más rápido que la defecación al aire libre. De hecho, el Objetivo 7 de Desarrollo del Milenio apuntó a reducir a la mitad la población de personas que viven sin saneamiento adecuado. De ahí surge la idea de instituir el Día Mundial del Inodoro, que se celebra el 19 de noviembre de cada año.

Pero vamos a retroceder en el tiempo hastael Día Mundial del Inodoro en el año 2011. Estamos en Murihi wa bibi, una aldea en las montañas del condado de Kwale, situada en la franja costera de baja altitud de Kenia.

Los niños persiguen a los gallos, los mismos que en pocas horas formarán parte de la comida de las celebraciones. La emoción está en el aire. ¿Pero, qué están celebrando los habitantes de Murihi wa bibi? En pocas palabras, están orgullosos y exultantes de que ya no hay más montones de excrementos humanos entre los arbustos. Esta comunidad, convencida de que su antigua tradición de defecar en el monte resulta intolerable, ha alcanzado un nuevo nivel de libertad – la de sentirse libre de la enfermedad.

Esa práctica tenía que parar; no había manera de que pudiera continuar. No con líderes como Kingi Mapenzi, Peter Mwambaka, y Josephine Mbith, quienes fueron de hogar en hogar recordando a los residentes la necesidad de dejar de comer excrementos, que es lo que sucede en las comunidades que practican la defecación al aire libre en zonas utilizadas para asentamientos humanos y agricultura. Kingi y Mbith son agentes sanitarios comunitarios, mientras que Mwambaka es el administrador del gobierno local. Ellos son tipicos representantes de la red de voluntarios locales que trabajan incansablemente para convencer a los aldeanos de abandonar la defecación al aire libre.

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.46.43 a.m.Claro que no son los primeros en hacer esto. El tema del saneamiento hace ya tiempoque es reconocido como un grave problema de salud en Kenia. Durante años, decenas de organizaciones locales e internacionales han atacado desde múltiples direcciones el flagelo que supone la defecación al aire libre. Los resultados han sido variados, si bien las enormes proporciones del desao con el que lidian estas organizaciones a ahogado la mayoría de las veces sus buenas intenciones.

Reconociendo que esta tarea quedaba fuera del alcance de cualquier organización, un grupo de personas preocupadas por este asunto decidieron aunar esfuerzos – y lo más importante, posicionarse no como conductores sino como socios de las comunidades en cuestión. La idea era liderar desde las bambalinas – de modo que fueran las propias comunidades las que guiaran los esfuerzos para resolver sus problemas comunes.

Diez de estas personas decidieron constituirse como la Alianza en Defensa de la Salud, a la cual registraron como una entidad legal ante el gobierno. Cabe decir que, ya desde el principio, su intención fundamental era la de centrarse en ellos mismos como organización y evitar la excesiva notoriedad.

El pensamiento subyacente era el siguiente: si queremos que el saneamiento realmente funcione, tiene que surgir desde la base, no desde afuera. Después de todo, los aldeanos no se preocupan por los nombres de las organizaciones. Para destacar el papel primordial de la comunidad en esta iniciativa, la alianza adoptó el término ‘saneamiento total liderado por la comunidad’ (CLTS, por sus siglas en Inglés), que tiene su origen en un proyecto en Bangladesh donde el CLTS había dado buenos resultados en el abordaje de la defecación al aire libre.

La Alianza obtiene sus fondos a partir de las contribuciones de los 10 miembros que constituyen su núcleo motor, todos ellos empleados de diversas organizaciones y agencias. Aunque su experiencia abarca desde el seguimiento y la evaluación hasta la epidemiología, el denominador común entre ellos es la salud de la comunidad. Actuando como individuos, cada uno de los 10 miembros trabaja en consultorías remuneradas que les permiten donar tiempo y financiación a las actividades de la Alianza. Y dado que trabajan con y a través de los grupos comunitarios, los costos son mínimos.

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.47.03 a.m.Todo comenzó en el año 2007. Una ONG internacional había desarrollado el proyecto en la aldea Jaribuni en Kili , un condado vecino al norte de Mombasa. Durante la sesión inicial, un facilitador altamente capacitado, utilizando diversas metodologías participativas, ayudó a los habitantes de la aldea a entender las terribles consecuencias de la defecación al aire libre. Los residentes de Jaribuni resolvieron entonces colectivamente, dirigidos por un comité local y en el marco de una campaña con plazos definidos, detener la defecación al aire libre mediante la construcción y el uso de letrinas. Se dieron a sí mismos 90 días para que todo el mundo en la aldea utilizara las letrinas, y que un comité de monitoreo local documentara el progreso. La aldea alcanzó la condición de ‘libre de defecación abierta’ (LDA) tan sólo 67 días después de aquella sesión inicial. Para mostrar este logro, los residentes y voluntarios organizaron una ceremonia sencilla, invitando a los funcionarios locales de salud que quedaron impresionados por la simplicidad del enfoque: empoderar a las comunidades para que analizaran su propio perfil de saneamiento, y que tomaran decisiones sobre la base de comprender que estaban literalmente comiendo el excremento de otros debido a la defecación abierta. Y el grito llegó: Tumekataa kula mavi tena! (‘¡Nos negamos a comer excrementos!’ en Swahili).

A medida que el movimiento CLTS se difundía en Kenia, especialmente en la región costera, las comunidades se mantenían al frente de la iniciativa ya que ésta es la forma en que este movimiento realmente funciona. Agentes comunitarios apasionados como Kingi, Mbith y Mwambaka, que cotidianamente y sin descanso monitoreaban la situación, encendieron la chispa que inició el proceso. Sabían que para lograr el saneamiento total la comunidad debía apropiarse verdaderamente de la idea, así que trabajaron para proporcionar esa chispa difundiendo la importancia de alcanzar la condición de LDA. Pero una vez que el motor estaba en marcha, con la comunidad liderando el proceso desde el asiento del conductor, su trabajo se limitaba al monitoreo.

El monitoreo es esencial para que una aldea llegue alcanzar el estado de LDA. Esta es una lección que los practicantes de CLTS en los condados de Kwale y Kili aprendieron de la manera más dura. Inicialmente, supusieron que una aldea que había iniciado el proceso alcanzaría automáticamente la condición de LDA. Pero, con el tiempo, la importancia del monitoreo – y los comités de monitoreo – fue ganando reconocimiento. Los agentes de las ONG diseñaron herramientas de monitoreo que los comités podían utilizar para medir el progreso e identificar qué hogares requerían una atención especial.

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.47.50 a.m.A través de este proceso, se identificaron los hogares en los que la cabeza de familia es una mujer, y los hogares con personas muy mayores o personas con discapacidad. En muchos lugares, los comités de monitoreo movilizaron a los jóvenes para contribuir con su trabajo a la construcción de baños para los hogares de personas con dificultades de movilidad. En los casos de los hogares que no podían pagar los materiales de construcción, el comité se acercó a las autoridades forestales con los datos del progreso de la iniciativa a fin de mostrar que algunas pocas familias necesitaban apoyo especial para acceder a determinados materiales de construcción, como por ejemplo troncos. Y el conseguir la colaboración de dichas autoridades, fue considerado un éxito realmente asombroso: Nunca antes dicha entidad de gobierno había concedido permiso para que una persona cualquiera pudiera acceder a madera. ¡Ése es el poder de colocar los datos en manos de personas entusiastas!


Una vez que una aldea alcanzaba el estatus de LDA, los residentes colocaban vistosas señalizaciones con una doble
finalidad: proclamar su logro a todo el mundo señalando así el orgullo por los resultados obtenidos, y advertir de esa manera a los visitantes que defecar al aire libre no iba a ser tolerado en su territorio.

Las aldeas incluso comenzaron a competir entre sí y, a fin de superarse unas a otras, fueron subiendo el nivel de exigencia para con la monitorización. Consideraron que los indicadores de monitoreo elaborados por los expertos en la promoción de la higiene no eran lo suficientemente amplios como para atajar entre la comunidad el hábito que les llevaba a comer excrementos. Señalaron que la mera construcción y uso de las letrinas eran insuficientes. De hecho, tanto es así que incluso una comunidad llegó a fabricar tapas para las letrinas evitando de ese modo que las moscas se reprodujeran dentro de los pozos. Otra comunidad, para garantizar que las personas no olvidaran lavarse las manos después de usar la letrina, colocaron junto a ella instalaciones para lavarse las manos con jabón o ceniza. Aldeas rivales insistieron en la asignación de participantes para realizar las visitas de verificación que eran enviadas para inspeccionar las comunidades y así obtener la condición de LDA. Visitaban incluso las zonas de arbustos utilizadas previamente para la defecación al aire libre a fin de verificar la ausencia de excrementos.

De hecho, en Penda Nguo, un pueblo en el condado de Kili , se encontró que todos los hogares tenían letrinas, por lo que los expertos en saneamiento y promoción de la higiene habían decidido conferirles el estatus de LDA. Pero un miembro de la comisión de monitoreo, vecino de un pueblo rival, descubrió un montón de excrementos frescos en el monte, con lo que el comité ya no pudo actuar. Para solucionarlo, los aldeanos de Penda Kula decidieron colocar una letrina pública y, tan pronto como se dejaron de encontrar señales de heces frescas, fueron finalmente declarados LDA. ¡Estaremos de acuerdo en que no estamos delante de personas complacientes!

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.47.23 a.m.Sin la participación activa de las comunidades en el monitoreo del saneamiento total, el trabajo duro y la dedicación de los promotores de salud se habría traducido, solamente, en cuerpos cansados y en desilusión. Y eso nos lleva de nuevo a la Jornada Mundial del Inodoro de 2011. Siete aldeas del condado de Kwale acordaron reunirse en Murihi wa bibi para celebrar su logro colectivo. Era la primera vez que un número tan elevado de pueblos realizaba una celebración conjunta. Los practicantes de CLTS lo llaman ‘ruido estratégico’ cuando una aldea – en este caso, siete de ellas – se une para formalizar su negativa a comer excrementos, sus vecinos no tienen más opción que seguir su ejemplo – venir para escuchar sus logros y unirse al ruido estratégico de la celebración.

Nada menos que el director regional de salud fue invitado para ser testigo de la alegría que sena la comunidad por haber conseguido desterrar la vida insalubre. El ruido estratégico incluye testimonios de los aldeanos. Mzee Hamadi recuerda cómo ponerse en cuclillas entre los arbustos le había robado la dignidad. El temor de pisar serpientes durante la noche, y la pesadilla de tener que encontrar un lugar seco entre el césped durante la temporada de lluvias habían sido demasiado para él. Cuando el movimiento de CLTS se extendió a su aldea, estuvo más que contento de unirse al mismo y detener así la defecación al aire libre.

Su vecino, Yusuf Ali, cuenta una historia diferente. ‘Al principio,’ dijo ‘yo no estaba tan contento. No veía la importancia de invertir esfuerzos y recursos para construir una casa para los excrementos.’ Sin embargo, su esposa pronto se dio cuenta de que su pequeña hija Fatuma, de dos años de edad, había dejado de padecer sus habituales diarreas crónicas a partir del momento en que Yusuf, a regañadientes, construyó la letrina familiar. Fatuma se encontraba ahora activa y saludable y, tal y como informó en la reunión, no había tenido diarreas en los tres últimos meses. De hecho, hasta los promotores de salud en el dispensario Mazumalume se lamentan diciendo que la echan de menos porque ya no tiene que visitarlos. Siku hizi, twaenda hospitali kwa chanjo za kakake Mdogo. (‘En estos días, sólo visitamos la clínica para inmunizar al hermanito de Fatuma.‘)

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.48.04 a.m.La ceremonia termina con la entrega de certificados a la siempre implicada comisión de monitoreo y, expresando su emoción, Kingi exclama ‘¡Incluso mi grupo de aldeas más problemáticas son finalmente LDA!’. Como promotor itinerante de la salud, sabe que su energía se pondrá a prueba de nuevo cuando él y su equipo comiencen a trabajar con CLTS en Katangini, una aldea en el otro lado de la colina. Pero por ahora puede relajarse y disfrutar de un espléndido arroz sazonado y estofado de pollo. ¿Recuerdan a los gallos?


El jolgorio de hoy está bien merecido. Y sobretodo porque, a diferencia de los dos úl
timos años en los que Kingi tuvo que viajar a otro condado, hoy la conmemoración del Día Mundial del Inodoro se celebra en su pueblo. ¡Qué honor y qué gran manera de poner la guinda a un año repleto de éxitos, a la espera de que llegue otro todavía mejor!

Captura de pantalla 2016-04-16 a las 10.48.22 a.m.

————————–

Redempta Muendo, Condado de Kwale, Oficial de Salud Pública; Haron Njiru, Director de Programa, Alianza HEADS

Narradores: Njoroge Kamau y Eric McGaw

Posgrados en #evaluación en América Latina

A pocos días de haber comentado respecto la Maestría en Evaluación de Políticas Públicas en Entre Ríos (Argentina), las amigas de Enclave de Evaluación (evaluación y enfoque de derechos) presentan en sociedad en su serie Panorámicas Enclave su número 01 dedicado a La evaluación de programas y proyectos en el espacio universitario de América Latina: estudios de posgrado, elaborado por Mariano Jurado González.

Luego de introducir el estudio, su metodología, y algunas decisiones adoptadas para el mismo, Mariano sintetiza que:

Captura de pantalla 2014-11-07 a las 12.30.02Partiendo de un ámbito geográfico general, la prospección realizada ha generado un total de 81 registros en estudios relacionados con la disciplina evaluativa en los últimos cinco años: 25 maestrías, 6 especializaciones, 37 diplomados y 13 cursos.

Más concretamente, dentro de los estudios de posgrado de Evaluación de Programas y Proyectos de Desarrollo, Sociales o de Cooperación, identifica dos maestrías, una especialización, y cuatro diplomados.  Un apartado especial es dedicado a los posgrados en evaluación en la región andina, con particular énfasis y espacio para el Perú (parece que Perú se las trae, eh? Ya lo veremos cara a cara en Marzo próximo… 😉 )

Valioso el rescate y la sistematización.  Voy a leerla con más atención estos días para chequear algún dato, el cual descuento será recibido con beneplácito por el autor. Contar con esta información actualizada ha sido siempre una preocupación (aunque no una prioridad) de redes y asociaciones de evaluación de la región.

Seguimos atentos entonces a los nuevos aportes de Enclave de Evaluación… Enhorabuena!

 

A %d blogueros les gusta esto: