Arrancando los #eval motores en #ReLAC2015 en Lima, Perú

En pocas horas más de este lunes 9 de Marzo de 2015, comienzan las primeras actividades de talleres pre-conferencia de la largamente trabajada y esperada IV Conferencia de ReLAC.  Ya con un nutrido programa listo,  con un PROGRAMA GENERAL con los temas y horarios de las principales sesiones y paneles, el PROGRAMA DETALLADO  presenta para cada sesión y panel, los/as expositores/as, ejes temáticos y tipo de actividad en cada día y horario. Además, el PROGRAMA DE TALLERES permite conocer la oferta general de capacitaciones pre-conferencia, así como cada propuesta de forma detallada.

tuitteando-03También el amigo Carlos Rodríguez Ariza ha preparado un blog para la ocasión, útil para ésta y muchas otras conferencias de evaluación. Insisto en una parte de lo ahí comentado sobre la posibilidad de seguir la conferencia vía Twitter. Tanto Carlos (@crariza1), la cuenta de Twitter de la ReLAC (@ReLACnet), como yo mismo (@txtPablo) -más otros colegas a descubrir!!- procuraremos dar buena cuenta de lo que va pasando vía la etiqueta #ReLAC2015 . Para quienes NO tienen twitter, no teman! Podrán seguir todos los tweets que tengan dicha etiqueta haciendo click aquí.

Pues bien, allá vamos!

 

Conferencia ReLAC 2015: ¡Habemus Programa! #EvalYear

Evalyear Logo Spanish PNG_300dpiCon mucha alegría comparto en este espacio el Programa de Contenidos de la IV Conferencia ReLAC.  El mismo es el resultado del incansable trabajo de la Comisión de Contenidos de la misma, liderada por los colegas Alcides Gusi y Carolina Muñoz Mendoza.
-
Les adelanto que encontrarán unos diecisiete talleres de formación pre-conferencia, más de cincuenta paneles, y las conferencias magistrales de Osvaldo Feinstein, Michael Bamberger, y Jean Quesnel. También habrá paneles centrales con la presencia de CLEAR, CONEVAL, el Department of Performance M&E de Sudáfrica, GRADE, CIPPEC, IDRC, PNUD, AEVAL, etc.
.
¡Qué lo disfruten! y nos vemos en Lima!
;-)
.

Paisajes de desolación – la valla de Melilla

josepalazon_paisajesdedesolacion

Te invito a mirar de nuevo la fotografía encima de estas líneas.

Te invito a  hacerlo con atención.

A entender de qué se trata, qué es, porqué es así.

La información adicional dice que es una foto de inmigrantes subsaharianos, subidos a esa enorme valla, procurando entrar a un espacio de vida digna, mientras dos indiferentes golfistas continúan con su juego.  Esta foto de la valla de Melilla fue tomada por José Palazón en Octubre del 2014, hace apenas semanas de escribir esta entrada, y resultó ganadora en un concurso auspiciado por la ONG Médicos del Mundo.

Ante la duda e incredulidad de muchos, algunos sitios debieron mostrar un video de esa jornada, en la cual se asienta que al menos “los inmigrantes han podido disfrutar un partido de golf, antes de ser deportados ilegalmente“.  No faltan por supuesto quienes buscan crear fantasmas y apelar a lo peor de lo humano, acentuando el orden antes que el compromiso humanitario. Han montado así una verdadera alarma mediática, poderosa, insidiosa, a la cual hay que desarmar. Para ello, vale la pena realmente leer el reportaje a María José Idáñez, especialista en el tema. Ella dice:

Respetar la actual legislación vigente ya supondría un avance, y eso que la Ley de Extranjería es muy restrictiva en derechos. Una vez que una persona ha pisado suelo español, la actual legislación establece que dicha persona tiene derecho a ser atendida y protegida. Y si entra en situación administrativa irregular (es decir, sin visado) debe tener derecho a la asistencia jurídica, a solicitar asilo y refugio si fuera el caso, y a ser tratado como persona.

Pues bien, desde aquí intentaremos sumar información y una mirada humana. Apenas eso. Al menos para que nos escandalice algo que el bello Mediterraneo sea hoy en día un enorme cementerio de migrantes. Y sumar la voz a otros que ya lo vienen haciendo hace tiempo: cristianos de base de Madrid,  decenas y decenas de organizaciones sociales,  las denuncias de largo aliento de Periodismo Humano, jueces y fiscales,  y manuales para una política inmigratoria decente. 

Melilla, 12 kilómetros de alambre, cuchillas y mallas para contener el sueño europeo.

Melilla-Marruecos-Fotografia-Blasco-Avellaneda_EDIIMA20131108_0108_6 Pascal-Foto-Jesus-Blasco-Avellaneda_EDIIMA20131030_0647_5 Mamadou-Melilla-MarruecosFotografia-Angel-Navarrete_EDIIMA20130917_0594_37

Re-inicio del Curso Introductorio de Evaluación para América Latina y el Caribe – #Eval

logo ReLAC

logo EVALPARTNERS

EvalPartners, movimiento global para el fortalecimiento de las capacidades en evaluación, y  ReLAC,  Red de Seguimiento, Evaluación y Sistematización en América Latina y el Caribe, tienen el gusto de anunciar el re-inicio del curso “Introducción a la evaluación para América Latina y el Caribe”, curso que se desarrollará dentro del programa de cursos online en la plataforma My M&E.

El curso se iniciará el día lunes 26 de Enero y terminará el día 15 de Mayo de 2015.

El curso está dirigido a todas las personas interesadas en tener una introducción comprensiva a los principales temas de la evaluación de programas y proyectos de desarrollo.

Lo que se busca es contribuir al desarrollo de capacidades de evaluación y a la generación de una cultura de evaluación, teniendo como ejes centrales propiciar procesos de desarrollo equitativos que apunten a la superación de las condiciones de pobreza, contribuir al fortalecimiento de la ciudadanía y democracia, equidad de género, y respeto a las identidades sociales y culturales.

El curso, ofrecido en forma gratuita, comprende 12 unidades de estudio, a las que se puede acceder  “online” en la plataforma My M&E. Cada unidad incluye una exposición acompañada de una presentación PPT, materiales de lectura online, y un test compuesto de 10 preguntas. Las 12 unidades estarán disponibles desde el inicio del curso a fin de que cada quien pueda tomarlo de acuerdo a su ritmo y disponibilidad de tiempo. Los participantes podrán acceder a una comunidad de práctica en el sitio web de la ReLAC para compartir sus reflexiones y experiencias en torno a los temas tratados.

Las exposiciones están a cargo de expertos evaluadores que conforman el grupo académico de la ReLAC, ubicados en diferentes países de la región.

Al final del curso los participantes podrán imprimir su  certificado de cumplimiento del curso, con el requerimiento previo de haber respondido satisfactoriamente el 80% de las preguntas en los test de todas las unidades.

Para inscribirse en el curso, si todavía no lo ha hecho, visite el sitio http://mymande.org/elearning en donde encontrará la lista de cursos ofrecidos, o más directamente haciendo clic en Curso introductorio de evaluación para América Latina y el Caribe. Para cualquier aclaración o consulta use el siguiente enlace http://www.mymande.org/contact/Spanish_Contact_Page.

Desde ya, le damos la bienvenida al curso.

Magdalena Ordóñez

Luis Soberón

Natalia Kosheleva y Marco Segone

Coordinadora ReLAC

Coordinador del curso ReLAC

Co-Chairs EvalPartners

Yo soy un musulmán centroafricano… (junto a #JeSuisCharlie)

Recuerdo hace ya varios lustros haber leído un testimonio de una adolescente viviendo en Sarajevo, en el medio del conflicto que conllevó tanto dolor y destrucción en Bosnia-Herezgovina. Hasta el momento yo había venido siguiendo las noticias por titulares de los diarios, y ocasionales reportes en TV, por lo cual no era una “situación” que me resultara desconocida… o al menos eso creía, hasta leer ese testimonio.  Esta adolescente comenzaba contando su vida antes de la guerra, y creo que ahí fue mi primera conmoción: veía los programas de TV que yo veía, escuchaba la música que yo conocía y que mis hermanos menores eran fanáticos, gustaba del fútbol de mi país, etc. De repente, sentí una enorme empatía con ella, su relato había creado un contexto común que, al perderse totalmente por el inicio de la guerra, me hizo a mí también sentir algo de lo que ella sentía.

Esa experiencia me resultó muy fuerte y significativa, y seguramente también sentí empatía humana hace unos días ante los hechos criminales que han sacudido a Francia y al mundo occidental.  Justamente, esto sucedió en una ciudad que he visitado varias veces, con personas cuya lengua y cultura no me son ajenas, en el contexto del ejercicio de libertades cívicas que me son tan caras. Me sentí conmovido e indignado, como tantos lo han sentido y lo han mostrado poniendo el cuerpo en la calle.

Sin embargo, una entrada escrita por Gonzalo Sánchez-Terán, Director del Servicio Jesuita a Refugiados en República Centroafricana, publicada en el blog 3500Millones, ha complementado y sumado empatía e indignación. Al decir de Terencio, Soy humano, y nada de lo humano me es indiferente…  Alcanza con detener un poco el paso, y observar aquello que por ajeno y lejano demora un poco más en conmovernos, pero lo debemos hacer.

Marco en rojo en el artículo las ideas que más me han impactado.

 

Yo soy un musulmán centroafricano…

El día después de que unos integristas islámicos asesinaran a tiros a doce personas en París, Naciones Unidas hizo público un informe denunciando que en la República Centroafricana se está produciendo una limpieza étnica de musulmanes. Para los europeos, justamente sumidos en el dolor y la indignación ante la masacre de Charlie Hebdo, esta segunda noticia ha pasado desapercibida.

Miles de personas han sido asesinadas en la República Centroafricana desde que hace dos años un grupo rebelde mayoritariamente musulmán, la Séléka, se alzara contra el Gobierno desde sus bases en el norte. Tras ocupar la capital, Bangui, los Séléka se lanzaron a una brutal campaña de crímenes y saqueos, provocando la creación de otro grupo armado, los Anti-Balaka,  conformado en su mayor parte por cristianos y animistas. Lo que en principio era un episodio más de lucha por el poder y los recursos en un país que ha vivido ocho golpes de estado desde su independencia, se envenenó pronto con tintes religiosos. En diciembre de 2013 los Anti-Balaka arrebataron el control de Bangui a los Séléka y dio comienzo la venganza.

En la capital los barrios musulmanes fueron atacados y destruidos. En el interior los Anti-Balaka ejecutaron a comerciantes y campesinos musulmanes y se quedaron con sus posesiones. Para abril de 2014 más de un cuarto de millón de musulmanes habían tenido que huir del país. La llegada de las fuerzas de paz internacionales consiguió detener los enfrentamientos entre grupos armados y las peores matanzas, sin embargo en el interior de las comunidades la violencia y el miedo siguen presentes.6a00d8341bfb1653ef01b7c7332291970b

La República Centroafricana está ahora mismo partida en dos: en el este los antiguos miembros de la Séléka imponen sus armas en un territorio tan vasto como poco poblado; en el oeste los Anti-Balaka continúan saqueando y obligando a los musulmanes a buscar refugio en Camerún o Chad. No todos han logrado escapar: cerca de dos mil viven confinados y hacinados en recintos insalubres esperando la ayuda de la comunidad internacional para abandonar el país. Las organizaciones humanitarias somos incapaces de asistir a la población más necesitada porque más allá de los ejes controlados por las fuerzas de paz impera la inseguridad y nuestros vehículos han sido a menudo atacados.

Cuesta imaginar que los ciudadanos musulmanes algún día puedan regresar a los barrios que habitaban. Sus casas han sido derruidas y sus tiendas en los mercados fueron requisadas. Me he encontrado con jóvenes musulmanes que no se atreven a utilizar su nombre árabe y han adoptado uno cristiano para sobrevivir y buscar trabajo. Ojalá me equivoque, mas creo que la limpieza étnica, en buena parte del territorio, ha sido irrevocablemente consumada.

Todo esto sucede ante la mirada distraída de Occidente. Las fuerzas de la ONU se desplegaron desganadamente para apoyar al ejército de Francia, la antigua potencia colonial, que tras décadas sosteniendo a distintos dictadores centroafricanos y expoliando los recursos naturales del país, ha decidido ejercer el papel de pacificador. La opinión pública de Europa y Estados Unidos no parece muy interesada por lo que aquí ocurre: quizá porque los que mueren y huyen son africanos, quizá porque muchos de ellos son musulmanes.

Hacemos bien echándonos a la calle para defender la libertad proclamando unos derechos humanos que llamamos universales, pero nuestro grito pierde fuerza y justicia cuando solo lo hacemos por los que mueren en nuestras ciudades. La violencia de los fanáticos y los poderosos debería convocar nuestra rabia, nuestra condena y nuestra acción aunque las víctimas sean los niños de Gaza o los cientos de hombres y mujeres que han sido masacrados en el este del Congo en los últimos tres meses sin que a nadie haya parecido importarle.

Lo repito orgullosa, desafiantemente: Yo soy Charlie. También, con idéntica pasión, escribo: Yo soy un musulmán centroafricano.

Todos somos #CharlieHebdo : blasfemar es un derecho

B6wNAFAIIAAs8JT

 

 

Vaya forma de arrancar con el blog en este 2015. Pero si lo despedí con la reflexión sobre dónde nacerá el niño Jesús este año y pintando tantos escenarios de dolor, hoy se suma uno más… 

 

Comparto reflexión de la revista Magonia

 

 

Al menos doce personas han muerto hoy asesinadas en un ataque terrorista islámico contra la revista satírica francesaCharlie Hebdo, objetivo del fanatismo musulmán desde   que publicó en 2006 unas caricaturas de Mahoma que los seguidores de ese profeta consideraron injuriosas e incitadoras del odio. Los criminales han entrado en las oficinas parisinas de la publicación al grito de “¡Alá es grande!” y la han emprendido a tiros contra los periodistas en una nueva demostración del grave peligro que corre en Europa la libertad a manos de la intolerancia religiosa. Mi más sentido pésame a los familiares de las víctimas.

je-suis-charliePoner en solfa creencias, sean cuales sean, es una conquista de la Ilustración que hemos de reivindicar hoy más que nunca. Y blasfemar es un derecho, no un delito. “Sólo hay una excepción razonable a la protección ilimitada del discurso: cuando alguien incita directamente a los crímenes de odio. Pero en este punto las religiones tienen un historial realmente malo”, recordaba en septiembre de 2010 el filósofo Massimo Pigliucci. La blasfemia sólo la considera tal un creyente cuando se dirige contra su religión, no cuando el blanco es otra. A los cienciólogos no les gusta que se demuestre la irracionalidad de las ideas de L. Ron Hubbard; ni a muchos cristianos que se tache al dios del Antiguo Testamento de iracundo, caprichoso y despreciable; ni a los musulmanes que se dibuje a Mahoma con una bomba por turbante. ¿Y qué? Que se aguanten. La crítica a todas las ideas, incluidas las religiosas, es un derecho al que nunca debemos renunciar.

El 28 de junio de 2006, Después de la reacción fanática que siguió en el mundo islámico a la publicación de unas caricaturas sobre Mahoma por el diario danés Jyllands-Posten y del intento de censura vaticana a la película El código Da Vincila Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó una resolución que alertaba de que la libertad de expresión “no debe restringirse más para responder a la creciente sensibilidad de algunos grupos religiosos”. El texto -aprobado por 98 votos a favor, 7 en contra y 3 abstenciones- recordaba “que no puede haber una sociedad democrática sin el derecho fundamental a la libertad de expresión”, que ésta incluye “el debate abierto sobre la religión y las creencias”, y que “el debate, la sátira, el humor y la expresión artística deben disfrutar de un alto grado de libertad de expresión y el recurso a la exageración no ha de ser visto como una provocación”.

Todos somos Charlie Hebdo.

¿DONDE NACERÁ ESTE AÑO?

¿DONDE NACERÁ ESTE AÑO?
por Eduardo de la Serna

¿Por dónde será que nace,
esta vez el Nazareno,
con tanta muerte, tanto llanto
preparándole el terreno?Captura de pantalla 2014-12-23 a las 19.37.54

Con un México en la calle
reclamando aparecidos,
Medio Oriente desangrado
con lo que liberaron los gringos,

con el ébola importado
(¡antes no era un peligro!),
y policías limpiando
calles de negro o latino,
con inmigrantes muriendo
en tren o lanchones hundidos,
con soldados infantiles,
con desplazados a tiros,
minas anti personales,
o guerras… ¡así de sencillo!,
por no pensar en el hambre,
la trata o abuso de niños,
o en millones descartables
al borde de los caminos,

¿Dónde nacerá este año?
¿Dónde enviará Dios a su Hijo?


Con tanto lugar preparado
inseguro y sin abrigo,
donde no llegan las luces
y los ‘noteros’ sin brillo,
donde las cámaras falten
por ahí quizás sea el sitio.


Un niño pobre entre los pobres
donde elegir sus amigos;
“¿puede salir algo bueno?”
se preguntará uno ‘prolijo’
mientras busca entre regalos
nieve, renos y arbolito.

Será entonces otro año
y sigue naciendo escondido,
sólo si buscan lo encuentran
¡El pesebre es crucifijo!

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.749 seguidores