Instituciones políticas y VOPEs: un #eval caso para pensar desde Canadá

Gracias a un comentario de Ian Davies descubro que el Presidente de la Sociedad Canadiense de Evaluación, Benoît Gauthier, escribió el pasado 2 de diciembre de este año la siguiente carta al Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, referida al formulario extenso obligatorio del censo canadiense. En su orientación general, la carta es un fabuloso ejemplo del necesario (y todavía insuficiente) involucramiento y vinculación que han de tener las asociaciones y redes de evaluación con las instituciones políticas.

 

Señor Primer Ministro:

El año 2010, el gobierno de Canadá decidió interrumpir sus 40 años de historia usando el formulario extenso obligatorio del censo, sustituyéndolo por una encuesta voluntaria. Desde ese momento, la Sociedad Canadiense de Evaluación ha expresado su profunda preocupación por esta decisión. Algunas de las repercusiones esperadas de esta decisión ya se han materializado, o bien constituyen  espadas de Damocles sobre todas las cabezas de políticos, administradores del sector público, hacedores de  políticas, investigadores, empresas, organizaciones no lucrativas, y ciudadanos de todo Canadá.

Captura de pantalla 2014-12-09 a las 11.06.51La Sociedad Canadiense de Evaluación es la asociación profesional centrada en evaluación más antigua en el mundo; se dedica a la promoción de la teoría y práctica de la evaluación. La evaluación es la investigación sistemática sobre la calidad y el valor de programas y proyectos que responden a las necesidades de grupos determinados. La evaluación ayuda a la toma de decisiones eficaces, juicios equilibrados y conclusiones basadas en evidencia. La evaluación apoya tanto la mejora como la rendición de cuentas de programas y proyectos, contribuyendo en última instancia al valor organizativo y social. Para que la evaluación pueda realizar su función, los evaluadores de todos los sectores necesitan tener acceso a información válida y confiable. En Canadá, el censo proporcionaba un fundamento sólido sobre el que basar el  trabajo de evaluación. Ya no lo hace.

La importancia de los censos obligatorios está bien documentada. [1] Los especialistas destacan las razones por las que un formulario extenso del censo obligatorio es un mejor método de recolección de datos que la Encuesta Nacional de Hogares voluntaria, señalando que conduce a mayores y más consistentes tasas de respuesta. Los problemas metodológicos que plantea el cambio a una encuesta voluntaria -tal como se hizo en el año 2011- están bien documentados: es técnicamente imposible que una encuesta voluntaria pueda representar adecuadamente a la población canadiense total para fines censales. El sistema de estadísticas de Canadá ha tenido que colocar notas de advertencias sobre cada Encuesta Nacional de Hogares para explicar que el resultado de esta encuesta voluntaria no es comparable a la del Censo de 2006, la cual fue cuidadosamente llevada a cabo. [2] Expertos en el análisis de datos de los fenómenos sociales han declarado “Los datos sobre ingresos de la Encuesta Nacional de Hogares no son válidos. No deben ser usados o citados. Deberían ser retirados.” [3] Esta es una profunda fuente de preocupación para nosotros, los evaluadores.

No puedo enfatizar lo suficiente el papel fundamental que desempeñan los datos del censo en la evaluación. Uno de los aspectos más críticos de la evaluación es la medición de los resultados reales de los programas. Los políticos y los hacedores de políticas esperan que los estudios de evaluación puedan valorar con rigor el grado en que los programas públicos están logrando los resultados esperados para los canadienses. Para ello, los evaluadores deben basarse en los datos que monitorean sistemática y consistentemente los cambios sociales y económicos. Nada captura tantas dimensiones críticas de los cambios sociales como el Censo, cuando se administra con los cuestionarios combinados de formato corto y extenso.

El abandono del cuestionario obligatorio de formato largo, sin duda, ha debilitado la capacidad del Gobierno de Canadá y de todos los otros gobiernos en  Canadá para cumplir con sus objetivos de rendición de cuentas. Todavía hay tiempo para arreglar el problema y volver a la solidez de un criterio establecido: el Censo canadiense completo. Por otra parte, según el Auditor General de Canadá, esto sería una decisión inteligente desde el punto de vista de la eficiencia: “El costo combinado del Censo 2011 de Población y de la Encuesta Nacional de Hogares 2011 fue $ 652 millones sobre el ciclo del Censo de siete años, incluyendo $ 22 millones en costos adicionales asociados con cambios en el Censo y con la introducción de la Encuesta Nacional de Hogares “. [4] Y además, este gasto adicional ha producido datos mucho menos fiables.

El Gobierno de Canadá también tiene una responsabilidad constitucional para llevar a cabo el Censo. Otros aportes han desarrollado casos convincentes sobre el formulario extendido del Censo obligatorio, destacando las consecuencias de la naturaleza voluntaria de la encuesta nacional de hogares sobre la transparencia de la política pública, la libertad de expresión y la igualdad social. [5]

Por todas las razones anteriores, la Sociedad Canadiense de Evaluación apoya firmemente la ley C-626, proyecto de ley de un miembro privado, a fin de restablecer el censo de formato largo y ampliar la autoridad del Jefe de Estadística.

Suyo sinceramente,

Benoît Gauthier, Presidente
Sociedad Canadiense de Evaluación

[1] http://utpjournals.metapress.com/content/x40172511770;http://www.washingtonpost.com/opinions/census-surveys-provide-information-that-we-need/2012/07/19/gJQA66wWwW_story.html?hpid=z2
[2] http://www12.statcan.gc.ca/nhs-enm/2011/ref/nhs-enm_guide/guide_4-eng.cfm
[3]http://www.theglobeandmail.com/globe-debate/canadas-voluntary-census-is-worthless-heres-why/article14674558/
[4] http://www.oag-bvg.gc.ca/internet/English/parl_oag_201405_08_e_39339.html
[5] http://voices-voix.ca/en/facts/profile/statistics-canada-mandatory-long-form-census

Acerca de Pablo Rodriguez-Bilella
Sociologist, evaluator, and something else... Family man, guitar learner, compulsive reader... Blogging and tweeting about Development, Evaluation and Complexity issues...

One Response to Instituciones políticas y VOPEs: un #eval caso para pensar desde Canadá

  1. Mirna Jeannette Ponciano dice:

    GRACIAS DESDE GUATEMALA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: