Viernes light: La Guía de los vagos para salvar el mundo

A partir de finales del año 20015 la ONU propuso a sus países miembros trabajar en los Objetivos de Desarrollo Sustentable, un ambicioso plan para transformar el mundo y eliminar la pobreza y males asociados para el año 2030. A la para que algunas iniciativas valiosas apuntan a Evaluar los Objetivos del Desarrollo Sustentable, la misma ONU propone para el ciudadano de a pié -o los perezosos que quieren salvar el mundo– una serie de acciones. A ver cómo suenan… 

 


 

Acabar con la pobreza extrema. Luchar contra la desigualdad y la injusticia. Solucionar el problema del cambio climático. Vaya. Los objetivos mundiales son importantes, son objetivos que cambiarán el mundo y para los que será necesaria la cooperación entre los gobiernos, las organizaciones internacionales y los líderes mundiales. Parece imposible que las personas de a pie puedan influir en algo. ¿Va a rendirse sin más?¡No! El cambio empieza por usted. De verdad. Todos y cada uno de los seres humanos del mundo, hasta los más indiferentes y perezosos, forman parte de la solución. Por suerte, hay cosas facilísimas que podemos introducir en nuestra rutina y, si todos lo hacemos, lograremos grandes cambios.

Se lo hemos puesto fácil y hemos recopilado tan solo unas cuantas cosas de las muchas que puede hacer para obtener resultados.

Nivel 1: La superestrella del sofáCosas que puede hacer desde el sofá

  • Ahorre electricidad enchufando los electrodomésticos en una regleta y desconectándolos por completo cuando no los utilice, incluso su ordenador.
  • Deje de utilizar los estados de cuenta bancarios en papel y pague sus facturas en línea o a través del teléfono móvil. Si no se utiliza papel, no es necesario destruir bosques.
  • Comparta, no se limite a hacer clic en “me gusta”. Si ve una publicación interesante en las redes sociales sobre los derechos de la mujer o el cambio climático, compártala para que las personas de su red también la vean.
  • ¡Hable alto y claro! Pida a las autoridades locales y nacionales que participen en iniciativas que no dañen a las personas ni al planeta. Antes de la Conferencia sobre el Cambio Climático de París, puede firmar esta petición para pedir a los líderes que lleguen a un acuerdo para reducir las emisiones de carbono.
  • No imprima. ¿Necesita recordar algo que ha visto algo en línea? Escríbalo en una libreta o, mejor aún, apúntelo en una nota digital y ahorre papel.
  • Apague las luces. La televisión y la pantalla del ordenador ya emiten una luminosidad cómoda, así que apague las otras luces si no las necesita.
  • Investigue un poco por la red y compre solo en empresas que sepa que aplican prácticas sostenibles y no dañan el medio ambiente
  • Denuncie el acoso en línea. Si observa acoso en un tablón de mensajes o en un espacio de tertulias, señale a su autor o autora.
  • Manténgase informado. Siga nuestras noticias locales y esté al día sobre los objetivos mundiales en línea o en las redes sociales a través de @GlobalGoalsUN.
  • Cuéntenos lo que hace para lograr los objetivos mundiales utilizando la etiqueta #globalgoals en las redes sociales.
  • ¡Compense sus emisiones de carbono! Ya puede calcular su huella de carbono y comprar crédito climático en Climate Neutral Now (solo disponible en inglés).
Nivel 2: El héroe del hogarCosas que puede hacer en casa

  • Seque las cosas al aire. Deje que el pelo y la ropa se sequen de forma natural en lugar de encender una máquina. Cuando lave la ropa, asegúrese de que la carga está completa.
  • Tome duchas cortas. Las bañeras necesitan muchos más litros de agua que una ducha de entre 5 y 10 minutos.
  • Coma menos carne y pescado. Se destinan más recursos para la obtención de carne que para el crecimiento de las plantas.
  • Congele los productos frescos y las sobras si no va a poder comerlos antes de que se estropeen. También puede hacerlo con la comida para llevar o de reparto, si sabe que no le va a apetecer comerla al día siguiente. Así, ahorrará comida y dinero.
  • Fertilizantes orgánicos: utilizar los restos de alimentos como abono puede reducir los efectos del cambio climático al mismo tiempo que se reciclan los nutrientes.
  • El reciclado de papel, plástico, vidrio y aluminio impide que los vertederos sigan creciendo.
  • Compre productos que estén mínimamente empaquetados.
  • Evite precalentar el horno. A menos que necesite una determinada temperatura de cocción, empiece a calentar la comida justo al encender el horno.
  • Aísle las ventanas y las puertas para aumentar la eficiencia energética
  • Ajuste su termostato, más bajo en invierno y más alto en verano
  • Sustituya los electrodomésticos viejos por modelos que aporten un consumo energético más eficiente y cambie las bombillas de la casa.
  • Si puede, instale paneles solares en su casa. ¡De este modo, también se reducirá su factura de electricidad!.
  • Ponga moqueta. Las alfombras y las moquetas mantienen la casa caliente y el termostato bajo.
  • No enjuague la vajilla. Si utiliza lavavajillas, no enjuague los platos antes de meterlos en la máquina.
  • Escoja una mejor alternativa de pañales. Envuelva a su bebé en pañales de tela o en pañales desechables y ecológicos de una marca nueva.
  • Retire la nieve manualmente. Evite los ruidosos sopladores de nieve, que producen gases de escape, y haga un poco de ejercicio
  • Utilice cerillas de cartón. No necesitan nada de petróleo, a diferencia de los mecheros de gas fabricados de plástico.
Nivel 3: El buen vecinoCosas que puede hacer fuera de casa

  • Compre productos locales. Apoyar los negocios de la zona ayuda a la gente a conservar su empleo y contribuye a impedir que los camiones tengan que desplazarse grandes distancias.
  • Compre con cabeza: planifique las comidas, haga listas de la compra y evite las compras impulsivas. No sucumba ante los trucos de comercialización que le llevan a comprar más alimentos de los que necesita, sobre todo en lo que respecta a los productos perecederos. Aunque pueden ser más baratos por peso, al final pueden resultar más caros si tenemos que desechar gran parte de esa comida.
  • Compre fruta de aspecto raro: muchas piezas de fruta y verdura se tiran por no tener el tamaño, forma o color «adecuados». Al comprar estas piezas de fruta que están en buen estado a pesar de tener un aspecto raro, ya sea en el mercado del productor o en cualquier otro lugar, estamos utilizando alimentos que de otro modo podrían acabar en la basura.
  • Cuando vaya a un restaurante y pida marisco, pregunte siempre si sirven marisco sostenible. Que sus negocios favoritos sepan que el marisco obtenido de forma respetuosa con los océanos está en su lista de la compra.
  • Compre únicamente marisco sostenible. Ahora, existen aplicaciones como esta que le indican qué productos es seguro consumir.
  • Desplácese en bicicleta, andando o en transporte público. Evite utilizar el coche excepto cuando tenga un grupo grande de personas.
  • Utilice una botella de agua y una taza de café reutilizables. De este modo, reducirá los desechos y quizá hasta pueda ahorrar dinero en la cafetería.
  • Lleve su propia bolsa a la compra. Deje la bolsa de plástico y empiece a llevar sus propias bolsas reutilizables.
  • Coja menos servilletas. No necesita un puñado de servilletas para la comida que compra para llevar. Tome solo las que necesite.
  • Compre productos de segunda mano. Las cosas nuevas no tienen por qué ser las mejores. Visite tiendas de segunda mano para ver qué puede volver a utilizar.
  • Mantenga el coche en buen estado. Un coche a punto emitirá menos gases tóxicos.
  • Done lo que no utiliza. Las organizaciones benéficas locales darán una nueva vida a su ropa, sus libros y sus muebles poco usados.
  • Vacúnese y vacune a sus hijos. Proteger a su familia de enfermedades también ayuda a la salud pública.
  • Haga uso de su derecho a elegir los líderes de su país y comunidad local.
Esto es solo parte de todo lo que puede hacer. Explore este sitio para obtener más información sobre los objetivos que más le importan y sobre otras maneras de participar de forma más activa.
Anuncios

Evaluación, equidad e igualdad. #BAD2014 & #Eval

evaluacion_santosguerra
Las buenas noticias sobre desigualdad parecen venir ahora de América Latina, si bien hay que mirar todos los datos con mucha atención, a fin de no tener una visión engañosa del asunto.  Como fuere, el tema de la desigualdad se está colocando en el centro de la escena del desarrollo internacional, y más allá. Otra muestra de ello resulta cuando el actual Blog Action Day 2014 nos invita a conversar sobre la desigualdad.

En el campo de la evaluación, por ejemplo, resulta creciente el impacto de la vecina (aunque no idéntica) noción de equidad.  Muestra de ello son algunas de las recientes conferencias internacionales de evaluación y el espacio dado a este tema.  La Sociedad Europea de Evaluación tuvo a principios de este Octubre su 11º conferencia bianual con el tema Evaluación para una Sociedad Equitativa. En esta misma semana tiene lugar la (mega) conferencia de la Asociación Americana de Evaluación, con su tema Evaluación visionaria para un futuro sustentable y equitativo, mientras que la ReLAC -Red de Seguimiento, Evaluación, y Sistematización de América Latina y el Caribe- tendrá su IV Conferencia en Lima, Perú, en Marzo del 2015, con el tema El futuro de la Evaluación en América Latina y el Caribe: desarrollo, equidad y cultura.

Entonces, prestemos atención a algunas diferencias semánticas para presentar el tema de la equidad, y su creciente importancia en las discusiones en el campo de la evaluación.  Mientras que las dificultades en el logro de resultados de igualdad -siendo éste un claro objetivo estratégico- se presentan como enormes y de una escala que excede las capacidades de programas y proyectos (¿y políticas también?), el asunto de la equidad parece ser una dimensión que está mucho más a la mano de intervenciones de desarrollo y su evaluación.  La consideración de la equidad remite a tener presente las necesidades y requisitos particulares de grupos humanos determinados.

John Donnelly reflexiona que la equidad en general (y en particular en la evaluación) es portadora de una dimensión ética, que implica reconocer que tratar a las personas de igual modo -igualitariamente- en algunos casos puede resultar poco ético. Él considera que en el campo de la evaluación hay tres áreas que deberían tener a la equidad como objetivo:

a) la recolección de información: los informantes deben haber vivenciado la equidad en primer lugar en la intervención objeto de evaluación, así como ser capaces de tomar parte en la evaluación vía el uso de instrumentos apropiados para todos ellos (por ejemplo, no usar cuestionarios a auto-completar si parte de los informantes no leen o escriben)

b) los hallazgos o conclusiones: si las personas no han podido realizar una contribución informada a la evaluación, ello impactará directamente en la calidad de  los resultados de la misma, así como muy posiblemente afectará a grupos particulares.

c) en las recomendaciones fruto de la evaluación: derivado de lo anterior, sin un foco explícito en el logro de equidad en esta dimensión, los resultados para la misma intervención evaluada (u otras similares y/o futuras) será inequitativo. Particularmente fuerte es la idea que la ausencia de un foco en equidad, puede convertir al proceso de evaluación en uno que termine alienando a los actores partícipes de la evaluación (ver el artículo completo de John Donnelly aquí)

La equidad en evaluación se ve reforzada por la participación de hombres y mujeres que deseen tomar parte en ella, en el examen de los hallazgos (análisis) para determinar las conclusiones (lo que se logró) y las recomendaciones (qué podríamos hacer mejor la próxima vez). Este nivel de participación no sólo es equitativo y ético, sino que a la vez mejora la equidad en futuros proyectos / actividades / intervenciones. John Donnelly

Para los interesados en la evaluación y este foco en la equidad, pueden consultar este ya clásico material, Cómo diseñar y gestionar evaluaciones centradas en la equidad, editado por Michael Bamberger y Marco Segone. Y para los que quieran tener una visión rápida e ilustrativa, pueden inspirar sus pensamientos con algunos de los dibujos… (y es intencional lo de “inspirar pensamientos”… le preguntaré a Patricia Rogers  si tiene escrito por ahí algunas reflexiones bien desafiantes que le escuché hace poco sobre el siguiente  cartoon… )

.
igualdad equidad

A %d blogueros les gusta esto: