Entonces, ¿qué nos trae Busán? // So, what the Busan brings?

(English version below)

La semana pasada tuvimos el aporte de dos evaluadoras, comentando sus impresiones sobre el desarrollo de la Conferencia de Busán, de la cual ya contamos con su declaración final (en Francés e Inglés).

En el intercambio epistolar de esos días sumamos también a Daniel Svoboda, presidente de la Asociación Civil  Development Worldwide (República Checa), y vice-presidente de IDEAS (International Development Evaluation Association), a quien conocí tiempo atrás a partir de su intensa participación en el grupo de discusión sobre la declaración de París.  Daniel ha tenido la amabilidad de dedicar buena parte de su viaje de regreso desde Busán a elaborar algunas reflexiones y preguntas, con un foco claro en el mundo de la evaluación, las cuales nos comparte ahora aquí. Atención que sobre el final de su escrito presenta acciones importantes y desafiantes para encarar…

Gracias Daniel!

Entonces, ¿qué nos trae Busán?

Esa es la pregunta clave de evaluación, fácil e inteligente. Por desgracia, mi respuesta será un poco más larga y traerá probablemente más preguntas que una respuesta fácil e inteligente.

A pesar de que la declaración aprobada se llama Documento Final de Busán, el “papel” (cualquier papel) en sí mismo no puede ser un resultado. Sin embargo, puede ser un buen indicador de éxito – el indicador de un consenso global. Sólo el futuro mostrará si este consenso (o compromiso) puede realmente marcar una diferencia – mejorar el entendimiento mutuo, el comportamiento y las prácticas.

Desde mi punto de vista, el mensaje más importante de Busán es la promesa de modificar el pensamiento desde el enfoque de la efectividad de la Ayuda (la entrega –delivery- de ayuda) a la apuesta por la efectividad del Desarrollo, lo que significa centrarse en verdaderos beneficios sostenibles para los grupos objetivo – para las personas (en la redacción de Busán “resultados sostenibles y transparentes para todos los ciudadanos”, § 6).

El conjunto de los párrafos de la Declaración de Busán sólo describen algunos requisitos y supuestos para la aplicación real de los compromisos, así como para alcanzar una visión común de un mundo mejor anhelado por las pesonas (por cierto, la visión no se comunica con claridad en la declaración).

En mi opinión, hay al menos tres supuestos críticos para alcanzar  éxito alguno:

1) Verdadera alianza entre todos los actores del desarrollo: muchos de estos actores se mencionan explícitamente en la Declaración de Busán (los donantes tradicionales y emergentes, los Estados frágiles, todos los gobiernos, las OSC – las organizaciones de la sociedad civil, incluidos los sindicatos, los parlamentos, y el sector privado). Esta alianza y los actores clave son mencionados en los apartados § 1, § 11, § 13, § 17, § 21, § 22, § 29, § 32, y 36 §.

2) Apropiación democrática y enfoques basados en los derechos presentes en la legislación y la práctica (la verdadera aplicación de la ley y la práctica no se menciona en el documento de Busán), junto con colocar en el centro de todas las acciones y las políticas (no sólo el desarrollo) a las necesidades del país y de las personas y sus derechos fundamentales. La apropiación democrática y los enfoques basados en derechos son sólo parcialmente mencionados en los apartados § 3, § 11, § 12, § 20, § 22, § 28, y § 30, pero las promesas reales son casi invisibles en el documento.

3) Compromisos genuinos en incrementar la efectividad del desarrollo cumplidas por todos los actores, como la defendida por las OSC en sus Principios de Estambul y en el Consenso de Siem Reap en el marco Internacional para la Efectividad del Desarrollo de las OSC (www.cso-effectiveness.org).

Otros supuestos, herramientas y condiciones para un entorno favorable incluyen, entre otros:

• el uso y el fortalecimiento de los sistemas nacionales (§ 18, § 19, § 25, § 26, § 29),

• mejora de la transparencia (§ 11, § 18, § 23, § 26, § 33 y § 34),

• el fortalecimiento de la responsabilidad mutua (§ 11, § 20, § 21, § 22, § 23, § 25, § 29, § 35, y 36 §),

• mejorar la previsibilidad (§ 24, § 26, y § 3),

• y compromisos para acelerar los esfuerzos para desatar la ayuda (sólo § 18).

No todos los aspectos necesarios están suficientemente expuestos en la Declaración de Busán. Por ejemplo, las normas mínimas de un entorno propicio para las OSC están totalmente ausente (§ 22), mientras que hay algunos compromisos concretos para mejorar el ambiente para el sector privado (§ 32).Esta es una brecha importante sobre todo a la luz de la rendición de cuentas pedida y demostrada por las OSC (Principios de Estambul reconocido en el § 22b, y apreciada entre otros por Hillary Clinton en la ceremonia de apertura de la conferencia), mientras que no hay compromisos de desarrollo necesario de parte del sector privado …

Además, la Declaración de Busán no presenta indicadores concretos y con plazos acotados, ni mecanismos de monitoreo y evaluación (M & E), así como tampoco sistemas de rendición de cuentas para el seguimiento y la valoración del cambio que vendrá después de Busán.

De todos modos, la Declaración de Busán es definitivamente un paso en la dirección correcta. Pero sólo en caso de que todos nosotros en forma conjunta nos basemos en el consenso de Busán y trabajemos duro para alcanzar sus resultados e impactos.

¿Qué puede hacer la comunidad de evaluadores para facilitar el cambio?

• En primer lugar, me gustaría saber lo que otros evaluadores consideran como los mensajes clave de Busán (estos pueden ser diferentes de los identificados por mí más arriba). Para llegar a resultados, es realmente muy importante conocer la teoría del cambio de Busán, para identificar los resultados (outcomes) y las relaciones de causa-efecto.

• En segundo lugar, me gustaría pedirles ayuda en la identificación de algunos indicadores más apropiados de seguimiento y evaluación (enfocados en resultados y en procesos), de preguntas de evaluación, y de métodos de evaluación más relacionados con los compromisos de Busán.

• En tercer lugar, y en una perspectiva de mediano plazo, todos podríamos reconsiderar (realizando una prueba de forma voluntaria) si y en qué medida los programas actuales, los compromisos y las evaluaciones corresponden o no corresponden a la óptica de Busán de la efectividad del desarrollo. Y por qué.

• Y, por último, en una perspectiva a largo plazo, apliquemos en nuestras propias evaluaciones los principios de la “Alianza Mundial para el Desarrollo” (denominación que es más apropiada para este proceso que el título oficial de ” Alianza de Busán para la Cooperación Efectiva al Desarrollo”). Esto significa sólo contestar una pregunta sencilla: “¿Qué diferencia está brindando nuestro trabajo con el fin de promover cambios positivos y sostenibles en la vida de las personas?”

¡Podemos y debemos hacerlo!  Este es otro mensaje importante de Busán, expresado por la reina Rania de Jordania durante la ceremonia de apertura.

Tareas concretas:

Con el fin de influir en el proceso post-Busán y sus resultados, debemos tomar la iniciativa en diseñarlo en un plazo de tres meses a más tardar. Un sistema viable de Seguimiento y Evaluación debe ser lanzado hasta fines de junio de 2012, de lo contrario la prometedora Alianza de Busán se convertirá en otra proclama vacía, sin un impacto real.

Recapitulo mis cuatro preguntas:

1. En tu opinión, ¿cuál es la teoría del cambio del proceso de Busán?

2. ¿Cuáles pueden ser los resultados y los indicadores de proceso más adecuados (además de las preguntas de evaluación y los métodos)?

3. ¿Cuáles son las diferencias clave en las prácticas de desarrollo actual?

4. ¿Qué debe hacer diferente el trabajo de evaluación para promover cambios positivos sostenibles en la vida de las personas?

Me encantará recibir sus respuestas, comentarios o contribuciones en svoboda@dww.cz, o a través del blog de Pablo (http://wp.me/p1MUJz-7k) o a través de la lista de distribución IDEAS.

Daniel Svoboda

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

ENGLISH VERSION

Last week we had the opinions of two evaluators, discussing their views on the development of the Busan Conference, which already has is final declaration.

In the email exchange of those days we also joined Daniel Svoboda, president of Worldwide Development, a Civil Association in Czech Republic, and vice-president of IDEAS (International Development Evaluation Association). I met Daniel some time ago, when he had an intense involvement in a discussion group on the Paris Declaration. Daniel has been kind enough to devote much of his return trip from Busan to develop some thoughts and questions with a clear focus on the world of evaluation in order to share with us here. Be aware that at the end of his paper he presents important and challenging actions to address.

Thanks Daniel!

So what the Busan brings?

It is the key evaluation question, easy and smart. Unfortunately, my response will be a bit longer and it will bring probably more questions than an easy and smart answer.

Although the endorsed declaration is called Busan Outcome Document, the “paper” (any paper) itself cannot be an outcome. Nevertheless, it can be a good indicator of success – indicator of a global consensus. Only the future will now show whether this consensus (or compromise) can really make a difference – improve mutual understanding, behavior and practices.

From my point of view, the most important message from Busan is a promise to shift thinking from the focus on aid effectiveness (aid delivery) to the focus on development effectiveness, it means focus on real sustainable benefits for the target groups – for the people (in Busan wording “sustainable and transparent results for all citizens”, §6).

All individual paragraphs in the Busan declaration then only describe some preconditions and assumptions for true application of the commitments and for reaching a common vision of the better world the people want (by the way, the vision is not clearly communicated in the declaration).

In my opinion, there are at least three critical assumptions for having any success:

1) True partnership among all development actors, many of these actors are mentioned explicitly in the Busan declaration (traditional and emerging donors, fragile states, all governments, CSOs – civil society organizations including trade unions, parliaments, and the private sector). The partnership and the key actors are mentioned in §1, §11, §13, §17, §21, §22, §29, §32, and §36.

2) Democratic ownership and right-based approaches in law and practice (true application in law and practice is not mentioned in the Busan document), with country needs and people and their fundamental rights at a center of all (not only development) policies and actions. Democratic ownership and right-based approaches are only partially mentioned in §3, §11, §12, §20, §22, §28, and §30, but the real promises are almost invisible in the document.

3) Genuine commitments on increasing development effectiveness fulfilled by all actors, as championed by the CSOs in their Istanbul Principles and in the Siem Reap Consensus on the International Framework for CSO Development
Other assumptions, tools and conditions for enabling environment include, among others:Effectiveness (www.cso-effectiveness.org).

• using and strengthening country systems (§18, §19, §25, §26, §29),

• enhancing transparency (§11, §18, §23, §26, §33, and §34),

• strengthening mutual accountability (§11, §20, §21, §22, §23, §25, §29, §35, and §36),

• improving predictability (§24, §26, and §3),

• and promises to accelerate efforts to untie aid (only §18).

Not all necessary aspects are sufficiently described in the Busan declaration. For example, the minimum standards on enabling environment for CSOs are totally missing (§22), while there are some concrete commitments to improve environment for the private sector (§32). This is a significant gap especially in the light of accountability asked from and demonstrated by CSOs (Istanbul Principles recognized in §22b, and among others appreciated by Hillary Clinton in the Busan opening ceremony) while there are no development commitments required from the private sector…In addition, the Busan declaration misses concrete and time-bound indicators, monitoring & evaluation (M&E) mechanisms and accountability systems for tracking and assessing the change to come after Busan.Anyhow, Busan declaration is definitely a step in the right direction. But only in case all of us will jointly build on the Busan consensus and work hard towards its outcomes and impacts.

What the evaluation community can do to facilitate the change?

• First of all, I would like to know what other evaluators consider for the key messages from Busan (these might be different from these identified by myself above). For getting to results, it is really important to recognize the Busan’s theory of change, to identify the outcomes and cause-effect relations.

• Secondly, I would like to ask you to assist in identification of a few most appropriate (outcome and process focused) M&E indicators, evaluation questions and evaluation methods best related to the Busan commitments.

• Thirdly, in mid-term perspective, we all might reconsider (carry out a voluntarily test) whether and to what extent the current programs, commitments and evaluations correspond or do not correspond to the Busan optics of development effectiveness. And why.

• And finally, in the long-term perspective, let us apply the principles of the “Global Partnership for Development” (which is more appropriate appellation of the process than the official title “Busan Partnership for Effective Development Cooperation”) on our own evaluations. It means a just answering of an easy question: “What difference is our work bringing in order to promote sustainable positive changes in lives of people?”

We can and we must! This is another important message from Busan, expressed by the Jordan´s Queen Rania during the Opening Ceremony.

Concrete tasks:

In order to influence the post-Busan process and its results, we must take the lead in designing the process within next three months at the latest. A viable M&E system must be introduced until the end of June 2012 otherwise the promising Busan Partnership will become another empty proclamation with no real impact.

I recap my four questions:

1. In your opinion, what is the theory of change of the Busan process?

2. What can be the most appropriate outcome and process indicators (plus  evaluation questions and methods)?

3. What are the key gaps in the current development practices?

4. What difference is evaluation work to bring to promote sustainable positive changes in lives of people?

I will be pleased to receive any your response, comment or contribution on svoboda@dww.cz , or through Pablo´s blog (http://wp.me/p1MUJz-7k) or through the IDEAS listserve.

Daniel Svoboda

Anuncios

Dos evaluadoras en Busán // Two evaluators in Busan

(English version below)

Finalmente, el 4 º Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda  se inició en Busán, Corea. Hay algunos posts muy interesantes en diferentes blogs que discuten su desarrollo, y es fácil encontrar los documentos más importantes, así como interesantes análisis de periodistas.  Pero en esta ocasión me gustaría dar lugar a dos breves notas que dos evaluadoras en Busán me ha enviado para compartir en este blog.

El primero aporte es el de Oumoul Ba Tall, ex presidente de AfrEA y también ex presidente de la IOCE. El segundo es de Gloria Vela Mantilla, ex presidente de la ReLAC y ex miembro de la Junta de la IOCE. Ambas son personas muy activas en el mundo de la evaluación, y estoy feliz de tenerlas hoy aquí.

Si desean hacer una pregunta o una reflexión acerca de sus opiniones, por favor utilicen la sección de comentarios …

Oumoul Ba Tall

Hola Pablo,

No me  he conectado anteriormente, es necesaria demasiada atención  aquí en Busan, y ya estamos cansados.

La ceremonia de inauguración fue ayer, con discursos muy bueno como siempre, pero me gustó especialmente el de su Majestad la Reina de Jordania, una mujer mágica y llena de inspiración, y  elocuente. Aspectos destacados:

– La ayuda no es caridad, se trata de INVERSIÓN para el beneficio mutuo
– En la nueva era en que nos encontramos,  los gobiernos deberían cambiar de Decidir el desarrollo a Facilitarlo; de Liderarlo a Acompañarlo;

– La la nueva era de la  ayuda es acerca de la equidad
– La ayuda inteligente o efectiva apunta a crear trabajos, invertir en los niños, dar prioridad a las mujeres
– La ayuda no es sólo para la reducción de la pobreza, es también para la creación de la prosperidad

y al final:
– ¿No es el propósito de la Ayuda  poner fin a la Ayuda?
Podemos y Debemos…

Voy a enviar algunos aspectos destacados de la difícil tarea que se enfrentan las Organizaciones de la Sociedad Civil para obtener que el Documento Final de Busan (8 ª edición  esta mañana) incluya cuestiones tales como 

(i) la referencia a los derechos humanos (esto es resistido por China), 

(ii) Entorno propicio para las Organizaciones de la Sociedad Civil (para desentrañar el MIEDO de los países asociados), y 

(iii) una posición menos prominente para el sector privado,  para el cual se le ha asignado un párrafo entero para abogar por un entorno más favorable para el sector privado (esto es empujado por EE.UU.).

Oumou

from Busan

———-

Gloria Vela-Mantilla

Mil gracias, querido Pablo. Pero es bastante complicado para mi pues el tiempo es limitado!!!

 Lo intentaré, aunque creo que lo que podré hacer es hacer un informe al regreso. Aquí van unas primeras y cortas líneas

El Foro de las Organizaciones de la Sociedad Civil fue muy interesante y ha resaltado la necesidad URGENTE de profundizar los procesos de “apropiación democrática” en nuestros países, para lo cual la aplicación de sistemas de PSyE de RESULTADOS (cambios en la calidad de vida, en la exigibilidad de derechos y en el desarrollo sostenible) con metodologías participativas, empieza a ser reconocida como una necesidad, en tanto facilitaría el rol social y político de las OSC y su participación en Planes, programas y estrategias de Desarrollo.

Y por lo visto ayer en el primer día del FAN 4 (Foro de Alto Nivel), que estuve en el taller sobre “Resultados” también los gobiernos “donantes y receptores” resaltan la necesidad del seguimiento y evaluación basado en Resultados! Esto creo es una gran oportunidad para redes como la ReLAC y para la preocupación de mejorar la cualificación de los/as evaluadores/as.

 Un abrazo grande

Gloria

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

English version!!


Finally, the 4º High Level Forum on Aid Effectiveness began in Busan, Corea.  There are some great posts in different blogs discussing its development, and its easy to find the most important documents and very nice journalists reviews. But in this occasion I would like to share two brief notes that two evaluators in Busan sent me in order to share in this blog.

The first one is from Oumoul Ba Tall, former president of Afrea and also former president of the IOCE. The second one is Gloria Vela Mantilla, former president of the ReLAC and former member of the IOCE Board of Trustees. Both are very active persons in the world of evaluation, and I´m happy to have them today here.

If you like to make a question or a reflection about their opinions, please use the comments section below…

Oumoul Ba Tall

Hi Pablo,

I have not connected earlier, too much focus needed here in Busan we are already tired.

The opening ceremony was yesterday, really good speeches as usual, but I particularly liked the adress of her Majesty Queen of Jordan, a fabulous lady full of inspiration, and so eloquant. Highlights: 

– Aid is not Charity, it’s about insvestment for mutual gain

– In the new era we are, governments should shift from Deciding development to Facilitating; from Leading to Convening

– the new aid era is about Equity

– SMART AID targets jobs, invest in children, prioritize women

– Aid not only about Poverty Reduction; is also for Creating Prosperity

and the end:

– Isn’t the purpose of Aid to end Aid

We can and We must

I will send some highlights on the difficult task CSO is facing to get the Busan Outcome Document (8th edition this morning) include issues such as (i) reference to Human Rights (this is a CHINESE PULL), (ii) Enabling environment for CSOs (to tease out Partner countries’ FEAR), and (iii) a less prominent posture for the Private sector for which a whole paragraph is allocated to plead for a more Enabling Environment for the Private Sector (this is a US PUSH!).

Oumou

from Busan

— —- —

Gloria Vela-Mantilla

Many thanks, dear Pablo. But it’s pretty hard for me because time is limited!

I’ll try, but I think what I can do is to make a report at my return. Here are some initial and short thoughts

The Forum of Civil Society Organizations was very interesting and highlighted the urgent need to deepen the process of “democratic ownership” in our countries, for which the application of RESULTS  Systems of Planning, Monitoring and Evaluation (changes in the quality of life, the enforceability of rights and sustainable development) with participatory methodologies, has started to be recognized as a necessity, because it would facilitate the social and political role of CSOs and its participation in plans, programs and strategies. 

Yesterday, on the first day of  the HLF4,  I was at the workshop on “Results”, and apparently governments “donors and recipients” highlight the need for results- based monitoring and evaluation ! This I think is a great opportunity for evaluation networks as ReLAC and for the efforts to improve the qualification of the evaluators

A big hug

Gloria

Viernes light: Andar, Comer, Aprender

El que nunca sale de su tierra, vive siempre lleno de prejuicios

Esta cita me impactó hace ya varios años, y me ayudó a encuadrar tanto vivencialmente como luego teóricamente eso que los antropólogos llaman el relativismo cultural.

Estos breves videos marcan algo existencial y por tanto motivador y movilizador:

     El deseo de andar por otros caminos que los siempre conocidos,

          El gusto por comer más allá de lo que uno siempre ha comido,

               La pasión por aprender… la pasión por aprender…

(si recibes este post por email, es posible que tengas que entrar a la página web para ver los videos)

Gracias a Dave Algoso conocí estos videos…

Busán, evaluación y después…

El 4º Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda está a la vuelta de la esquina, comenzando en apenas siete días en Busán, Corea.  Éste será el último de este tipo de encuentros, luego de los desarrollados en Roma 2002, París 2005 y Accra 2008.  El foco de Busán estará puesto en  los resultados de las acciones de ayuda y desarrollo, dando continuidad a la  fuerte tendencia en este campo referida a la identificación de resultados y en la evidencia que da cuenta de los mismos.

Un antecedente clave de ello resultó el documento When will we ever learn? Improving lives through impact evaluation,  publicado por el Center for Global Development, un think tank de Washington D.C.  En dicho trabajo justamente se presentaban estas inquietudes: ¿cuándo vamos a aprender de la cantidad de dinero que estamos gastando en proyectos de desarrollo, sin saber si funcionan, cuándo funcionan, con qué resultado y cuál es la evidencia que tenemos de ello?  De ahí al creciente interés y presión por evaluaciones rigurosas, sólo hubo un paso.  Lo que es de lamentar fue (¿es?) la asimilación que se hizo de la noción evaluaciones rigurosas con las del tipo RCT o pruebas controladas aleatorias,  sin reconocer (como bien  lo indicaba Jim Rugh en un post anterior) que éstas son pertinentes apenas para escenarios simples, antes que aquellos complicados y complejos.

Otros problemas han venido siendo señalados por la iniciativa The Big Push-Forward: la visión de planificación que pretende tener todo bajo control a fin de intervenir sin sorpresas y sin consecuencias no planificadas; la mayor facilidad y sencillez de conocer los resultados de una intervención a corto plazo, favoreciendo el destinar mayores recursos en aquello que puede tener resultados visibles, tangibles y claros en dicho término; una desatención evidente a desentrañar la caja negra de los procesos de desarrollo y ayuda; etc. Todos estos factores confluyen a un estrechamiento de las formas en que la efectividad del desarrollo es abordada, acentuando muchas veces monolíticamente  los asuntos de rendición de cuentas antes que los de aprendizaje.

Señalar estos asuntos es importante para no perder perspectiva y no quedar encandilados ante la lluvia de mediciones y nuevos índices que no dejan de aparecer en este campo.  Vale decir, valiosos instrumentos… pero instrumentos al fin. Sino puede pasarnos como a aquello del refrán: para quién sólo tiene un martillo, todas las cosas que ve le parecen clavos!

Sumándose al Índice de Desarrollo Humano de PNUD, al Índice de Percepción de Corrupción, y el también nuevo QuODA (índice de Calidad de la Ayuda Oficial al Desarrollo), la iniciativa 3ie (International Initiative for Impact Evaluation) está preparando para el año próximo uno referido al Compromiso con la Evaluación de la Efectividad del Desarrollo.  El mismo apunta a promover un mejor uso de la evidencia generada por la evaluación, dando un reconocimiento por esto a quienes hacen un uso sistemático de ella, y así incentivando a otros a hacer lo mismo.  Por ahora están invitando a recibir opiniones en una encuesta muy breve sobre la relevancia de medir el compromiso con la evaluación y cómo hacerlo.

Regresando a Busán, soy más bien escéptico de su capacidad de generar movimientos transformadores novedosos. Sí es posible que pueda fortalecer algunos discursos y legitimar algunas prácticas importantes para dar mayor voz a la sociedad civil y favorecer la transparencia, la rendición de cuentas mutua (no sólo de quien recibe sino también de quien dona), y un mayor papel para los países receptoras de la misma.  Los resultados de la discusión de Busan serán seguramente disputados y criticados, pero si lograran mejorar lo dicho y hecho por la Declaración de París (la que aún con problemas es la mejor que tenemos) , sería un progreso y un avance.  Tras Busán, habrá que ver con qué ánimo uno vuelve al Sur…

(si recibes este post vía email o RSS, es posible que tengas que ir al sitio web para ver el video)

Viernes light: No te des por vencido ni aún vencido

(The most nice part is  in English at the end of the post)

La semana pasada compartí aquí un dibjujo de Quino que generó variados comentarios entre contactos, conocidos y desconocidos de las redes sociales.  Uno de los comentarios en Twitter fue el de Bonnie Koenig, autora del muy interesante blog Engaging Internationally  (al cual recomiendo visitar y suscribirse).

https://twitter.com/#!/BonnieKoenig/status/136154551517593600

Vale decir,

“Realmente me dejó pensando: ¿cómo mantenemos
esa creatividad de la juventud?”

Ese pensamiento me estuvo retumbando durante unos días. Junto a ello, se suman blogs y referencias que hablan de la importancia del auto-cuidado para los trabajadores de los proyectos de desarrollo, atentos a los cansancios, las desilusiones, y los riesgos del cinismo.  Situaciones esas  en las cuales uno, usando la remanida imágen boxística, tira la toallla… abandona… dice “Hasta aquí llego yo.”

Nada atípico, nada extraño, nada fuera de lo esperable.  Lo cual no ayuda a quitarle un ápice a la sensación de angustia que acompaña a dichas  situaciones.

Quizás en esos momentos puede valer la pena buscar inspiración en los poetas, en sus palabras y sus metáforas.  No para tapar y esconder lo que debe ser reconocido y asumido, pero sí para ganar nuevas perspectivas. Por eso les comparto hoy, en vinculación con esas sensaciones de desasosiego, unos sonetos  del poeta argentino Almafuerte. Los mismos están debajo de la versión musicalizada que de ellos que realizó hace años atrás Alberto Cortez, la cual me parece realmente hermosa. A mí en particular me gusta mucho ir leyendo los versos con la versión musical de fondo.

¡Ojalá cumplan entonces su propósito de dar ánimo!

Y para la neurona que nunca descansa, ¿cuántas de estas ideas podrían ser directamente aplicables a la labor de los agentes del desarrollo, de los evaluadores, etc.?

¡Avanti!

Si te postran diez veces, te levantas

otras diez, otras cien, otras quinientas:
no han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas.


Con el hambre genial con que las plantas
asimilan el humus avarientas,
deglutiendo el rencor de las afrentas
se formaron los santos y las santas.


Obcecación  asnal, para ser fuerte,
nada más necesita la criatura,
y en cualquier infeliz se me figura
que se mellan los garfios de la suerte…


¡Todos los incurables tienen cura
cinco segundos antes de su muerte!

¡Piu Avanti!

No te des por vencido, ni aun vencido,

no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.


Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde intrepidez del pavo
que amaina su plumaje al menor ruido.


Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora…


Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo, tu cabeza!

-ENGLISH VERSION

Avanti!

If brought to your knees ten times, you rise

another ten, another hundred, another five hundred:
so violent your falls ought not to be
neither, by logic, so numerous.

With the genial hunger with which the plants
assimilate greedily the humus,
swallowing the resentment of the affronts
were thus shaped the blessed and the saints.

 

Donkey-like obsession, to be strong,
no more needs the newborn,
and in any poor devil I figure
that the hooks of luck are dented… 

 

All the incurables have cure
five seconds before their death!

– 

Piu avanti!

 Do not give up, even defeated,

do not feel a slave, even enslaved;
trembling with fright, think yourself brave,
and assault fiercely, when badly hurt.

Have the tenacity of the rusted nail
that old and ruined, is nail again;
not the coward stupidity of the turkey
that shrinks its feathers at the first noise.

Do like God who never cries;
or like Lucifer, who never prays;
or like the oak grove, that in its greatness
needs water but does not plea… 

May it bite and clamor vengeful,
rolling in the dust, your head!

Una Mejor Ayuda para el Mundo que Queremos: una campaña que retumba bajito (lamentablemente)

El lunes 17 de Octubre se conmemoró el día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Para la  ocasión, diversas organizaciones de la sociedad civil (OSC) repartidas por todo el mundo lanzaron la campaña “Una mejor ayuda para el mundo que queremos”. La expectativa de la misma ha sido dar difusión y crear conciencia sobre el IV Foro de alto Nivel sobre la Eficacia de la Cooperación al Desarrollo, a realizarse a fines de Noviembre en Busán, Corea del Sur.

Las organizaciones gestoras de la campaña son Better Aid, el Foro Sobre la Eficacia de las Organizaciones de la Sociedad Civil, y el Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza (GCAP), y los pedidos concretos de la campaña hacia los gobiernos fueron los siguientes:

1. Evaluar plenamente y profundizar los compromisos para la Eficacia de la Cooperación consensuados en la Declaración de París y la Agenda de Accra para la Acción.

2. Comprometerse con un enfoque de derechos humanos basado en el desarrollo y la cooperación al desarrollo con equidad de género, trabajo decente y la sustentabilidad ambiental como ejes.

3. Apoyar a las OSC como actores del desarrollo independiente (por derecho propio), y comprometerse a crear un entorno propicio para su trabajo en los diferentes países.

4. Iniciar reformas fundamentales al interior de los gobiernos tendientes a una cooperación más justa.

Lo que resulta sumamente curioso es que

.

(a) teniendo Better Aid afiliadas más de mil organizaciones  de desarrollo de la sociedad civil que trabajan en la cooperación al desarrollo,

(b) contando el Foro sobre las Eficacia de las OSC con unas  29 organizaciones miembro; y

(c) el GCAP trabaja a través de coaliciones nacionales y grupos de apoyo ubicados en 100 países…

¿cómo es posible que la campaña tenga apenas 570 firmas a un mes de haber sido lanzada!??

Creí que podía haber algún error en mi navegador habitual, por lo que probé con otros dos,  y el número se mantuvo.  Mi primer pensamiento fue que ha existido algún inconveniente informático, que estaría impidiendo el registro correcto de las firmas. Y si bien ello puede ser una (lejana?) posibilidad, también debo reconocer que la campaña ha tenido –a mi ver- una muy exigua difusión.

Tardíamente la conocí a través del blog de Encuentro de Entidades no Gubernamentales para el Desarrollo, donde en diversas entradas se profundizan en los ejes de la campaña: transparencia, rol de la sociedad civil, la cooperación sur-sur, y la ayuda atada. Vale la pena visitar el sitio y prestar atención al desarrollo de cada uno de esos ejes, algunos de los cuales he comentado con anterioridad (aquí y aquí).   Y también pueden sumarse a la campaña firmando la petición.

La fundamentación de la campaña es clara: los progresos propuestos en la Declaración de París han sido magros.  Y el encuentro de Busán, donde se hará una revisión de ellos y se propondrán nuevos acuerdos para los años por venir, debe apuntar a que las acciones de desarrollo resulten en una mejor calidad de vida y la promoción de la equidad y los derechos humanos.  Sin embargo, los resultados de la campaña están señalando que el involucramiento con las redes sociales y el mundo de la Web 2.0 sigue siendo escaso (y no es algo que ataña únicamente al mundo de los evaluadores, lamentablemente).  Queda mucho por hacer vinculando las tecnologías de la Información y las Comunicaciones con las ONGs (como lo viene haciendo TecnolONGia, por ejemplo), las Fundaciones (Cooperación y Desarrollo), consorcios de ONG (Oxfam) , y tantos más.

Si he malinterpretado algún número, alguna entrada, o algún propósito de la campaña en cuestión, son bienvenidas las aclaraciones en los comentarios.  Por lo pronto, ya sumé mi firma, y desde Twitter y Google+ le seguiré dando difusión.  En las próximas semanas procuraré también seguir de cerca al Foro de Busan… ¿me acompañan? (online, por supuesto 😉 )

Viernes Light: Cambiar el mundo…

“Cuando uno tiene 18 años claro que quiere cambiar todo el mundo!”, me dijo un cura amigo hace mil años (bueno, poco más de 25 ) . La frase no era nada original, pero de alguna manera quedó resonando en mi cabeza por mucho tiempo y por diversos caminos, adquiriendo matices particulares con cada vuelta dada alrededor del sol.

Luego, el trabajo y el estudio de iniciativas de desarrollo, la práctica de la evaluación, la docencia y la capacitación, hicieron que esa frase nunca fuera recuerdo, activándose de distintas maneras. Descubrí en mí y  en tantos colegas y amigos trabajando en estos temas, los riesgos de la ingenuidad, los alertas del escepticismo, y la ambigüedad del cinismo.

Quizás por eso el dibujo del genial Quino me hizo sonreír con una mueca amarga…