#Eval – gotas (1) Rumbo a la Conferencia ReLAC 2015 / @RelacNet

pensamiento 03

 

Aporte de Esteban Tapella

IV Conferencia de la ReLAC: Marzo 2015, Lima (Perú) – #EvalYear

Con el inspirado e inspirador tema El Futuro de la Evaluación en América Latina y el Caribe: Desarrollo, Equidad y Cultura  se desarrollará entre el 11 y 13 de Marzo del año próximo (el #EvalYear), la IV Conferencia de la ReLAC, la Red de Seguimiento, Evaluación y Sistematización de América Latina y el Caribe.  A diez años de su conferencia inaugural, y luego de haber pasado por Bogotá y San José de Costa Rica en las anteriores instancias, se vuelve -como dice el tango- al primer amor: Lima ;-) .

logo ReLACAdemás de darle su espacio al tema del desarrollo (como en conferencias anteriores), y al de la equidad (como está siendo el caso en diversas reuniones de evaluación), la cuestión de la cultura ha sido incorporada como el tercer eje fuerte del tema de esta conferencia. Siguiendo los pasos de los colegas de AfrEA (la Asociación Africana de Evaluación), así como de otras más (ver aquí), un grupo de evaluadores de la región está interesado en discutir cuánto pesa, importa y es relevante la dimensión cultural en los esfuerzos evaluativos.  En el caso de la ReLAC, un grupo de trabajo se creó hace un tiempo con el nombre Evaluar desde Latinoamérica, y es de esperar que se reactive y comparta sus reflexiones en ocasión de la conferencia.

En tal sentido, sugiero darle un vistazo a los distintos grupos de trabajo en existencia, inscribirse en aquel que nos parezca interesante y relevante, y resucitarlo desde adentro (¡valga la metáfora pascual!). Con anterioridad a la pasada conferencia  en Costa Rica, el grupo de Sistematización y Evaluación tuvo un intercambio notable de información y discusión que permitió armar un panel central y la presentación de diversos artículos durante el desarrollo de la misma. Del mismo modo podrían reactivarse varios de estos grupos, teniendo como norte esta IV Conferencia.

La página web de la conferencia ya cuenta con información para expositores (ejes temáticos, formatos de presentaciones, etc.) como así también información para propuestas de cursos y talleres. Estos últimos se desarrollarán entre el lunes 9 y el martes 10 de marzo, y han resultado siempre una fantástica oportunidad de formación e intercambio.  Estamos en fecha propicia para el armado de presentaciones, paneles, y el ofrecimiento de talleres pre-conferencia, por lo  que los animo a hacerlo cuanto antes, consultando los enlaces correspondientes.

La Comisión de Comunicaciones ha preparado el vistoso flyer  que copio debajo, el cual también está en .pdf aquí y compartido con colegas y contactos. Animo e invito a los lectores de este blog a sumarse a la aventura de promocionar, construir, y desarrollar esta IV Conferencia. ¡Nos vemos en Lima!

flyer conferencia Relac FINAL

Gestión del Conocimiento para el Desarrollo – #KM4dev & #Eval

(fragmento del EDITORIAL  del Número especial 2014 en castellano y portugués de la revista KM4Dev)

La revista KM4Dev es una revista sobre gestión del conocimiento para el desarrollo, de acceso abierto y revisada por pares. Es un producto de KM4Dev, una comunidad de práctica de profesionales que trabajan en el campo de la gestión del conocimiento para el desarrollo, en todo el mundo.

gestion conocimientoDesde 2013 la revista vuelve a publicarse de manera abierta y en línea para facilitar el acceso y la publicación de materiales inéditos a quienes trabajan en temas de desarrollo. Como parte de este esfuerzo, y considerando el crecimiento en la comunidad de miembros de países de habla hispana y portuguesa, la comunidad ha propuesto que este Número 1 del Volumen 10 de la revista sea una edición especial en estas lenguas, para favorecer la difusión, el intercambio y la reflexión de experiencias en estos dos idiomas, de manera abierta y participativa.

Por ello, y través de diversas redes, se hizo un llamado a profesionales en gestión del conocimiento (GC) para el desarrollo a contribuir con artículos, en español y portugués, que aporten al debate en esta disciplina. De 16 propuestas recibidas, este número especial de la revista presenta 10 contribuciones entre las que se incluyen dos artículos, seis estudios de caso y una historia personal. Nueve de las contribuciones son en castellano y una en
portugués.

Dada la riqueza, el dinamismo y la diversidad del continente, estas son cifras muy  modestas. Así es que estos 9 artículos son apenas una aproximación a lo que sucede en la región de Latinoamérica y el Caribe en este campo, pero es a la vez un llamado a promover más estudios y más análisis de lo que se viene realizando por diversos actores públicos y privados.

A partir de la breve reseña de cada uno de los elementos que conforman este ejemplar de la  revista KM4DEV, el lector y la lectora puede identificar la riqueza y diversidad de la discusión que se está generando en la región sobre el tema de la gestión de conocimiento.

——————————   —————- —————-

Pues bien, hasta aquí una parte del Editorial de esta revista, en la cual tuvimos junto a Esteban Tapella la oportunidad de participar con nuestro artículo Evaluación y Aprendizaje desde la práctica: la sistematización de experiencias.  En dicho trabajo,  “además de destacar brevemente las raíces de la sistematización de experiencias en América Latina, así como sus similitudes con ciertas tendencias en el campo de la gestión del conocimiento (KM) y la evaluación, el artículo presenta conceptos básicos y consideraciones metodológicas sobre la sistematización de experiencias de desarrollo. Reconociendo la existencia de  diversos enfoques metodológicos de la misma, el artículo presenta el método de  base que se ha aplicado en diferentes proyectos, basado tanto en la experiencia  de los autores como en el trabajo de otros practicantes.”

Quedan pues invitados e invitadas a leer en este número la diversidad de propuestas presentes.  Más allá de preferencias personales por un tema u otro, resulta sin dudas un número muy valioso que da cuenta del esfuerzo de trabajo en la Gestión de Conocimiento en la región de América Latina. 

Vaya también, y por supuesto, un agradecimiento especial para el equipo editorial, varios de ellos muy estimados colegas y amigos: Denise Senmartin, Sophie Alvarez, Viviana Palmieri, Dora Arévalo, Margarita Baena, Kemly Camacho, Caridad Camacho, Teobaldo Pinzás y Camilo Vila.

 

Hip-hop & cambio social: un trabajador social a la izquierda, por favor

Gracias a Jennifer Lentfer y su fantástico blog How Matters pude conocer a la familia Ayara y a su creador, Don Popo. El video ha sido realizado en Bogotá, Colombia, y apunta a mostrar la labor de trabajo social en el ámbito juvenil en dicho ambiente.

Mi mayor acercamiento al Hip-hop ha sido porque una de mis hijas se entusiasmó con el mismo, y alguna vez en algún colectivo en Chile tuve la experiencia cercana de este género urbano. El resto ha sido más bien mediático, y -por tanto- cargado de prejuicios y miradas entre despectivas e ignorantes. Estoy seguro que para much@s este  video será un gran reconciliador…

Reconciliador con dimensiones de la cultura urbana que nos son ajenas.

Reconciliador con el optimismo.

Reconciliador con sueños de cambio social.

HipHopLogoY por otro lado, da un lugar jerárquico a los “locales” y la intervención “externa” poco externa parece… cuando los jóvenes terminan haciéndose dueños de la misma.  Sin duda que también permite ver resultados e impacto en distintas facetas de la vida de estos jóvenes, y su sostenibilidad apunta a ser sospechosamente alta. Pues bien, esos son mis subjetivas impresiones tras ver este impactante video, que bien valen dedicarle un momento para aquellos que quieren y creen posible un cambio social -y si viene de la mano del arte, tanto mejor!- (¿podría ser de otro modo? :-) )

.

Entre conferencias…

Este fin de año viene completo de conferencias interesantes y relevantes en el mundo de la evaluación. Mientras la RedLacMe estará realizando su VIII Conferencia el próximo 3 al 5 de Diciembre en Costa Rica, y el CLAD tendrá su XVII Congreso Internacional en Colombia entre el 30 de Octubre y el 2 de Noviembre (con al menos cuatro paneles focalizados en temas de evaluación), también se suman otros eventos internacionales. Mientras que de al menos dos de ellos confío escribir pronto (me refiero a la conferencia de AEA 2012 y al foro de EvalPartners), en esta entrada apunto a compartir noticias sobre la reciente conferencia de la Sociedad Europea de Evaluación.

La décima conferencia bienal de la EES tuvo lugar en Helsinki, Finlandia, cuando el otoño europeo avanzaba con fuerza. Bajo la consigna “la evaluación en una sociedad de redes: nuevos conceptos, nuevos desafíos y nuevas soluciones”, el propósito central de la conferencia fue facilitar el debate en torno a los desafíos que enfrentan nuestras sociedades en el marco de a la crisis económica y financiera reciente, el incremento de la pobreza en algunos países europeos y la reducción del gasto público en muchas regiones.

Como en otras oportunidades, el generoso apoyo de los organizadores facilitó la participación unos setenta evaluadores no-europeos, y entre ellos se contaba mi colega y amigo Esteban Tapella (ya comenté anteriormente uno de nuestros trabajo conjuntos en un curso sobre Sistematización de Experiencias).   Esteban es, entre otras cosas (como por ejemplo andinista, fotógrafo, docente universitario e investigador social, etc.) un gran comunicador y un claro ejemplo del sharismo contemporáneo -vale decir, alguien que coloca el compartir como prioridad en sus acciones-. -. Habiendo participado en Helsinki con dos presentaciones de autoría compartida, una denominada “Aprendizaje compartido y evaluación participativa: en el enfoque de sistematización en programas de desarrollo” y otra  “La práctica de la evaluación en América Latina: el caso de la sistematización de experiencias”, se hizo tiempo también para entrevistar a algunos de los participantes en la misma y pedirles comentaran sobre qué trabajo habían presentado en la conferencia, qué están desarrollando actualmente en el campo de la evaluación, e incluso un mensaje o saludo para la comunidad de evaluadores de América Latina y el Caribe.

Entonces, sin más prolegómenos, los entrevistados de Esteban Tapella.

María Bustelo es Directora del Magíster en Evaluación de Programas y Políticas Públicas de la Universidad Complutense de Madrid, y Presidente de la Sociedad Europea de Evaluación. Ha trabajado en evaluación en las áreas de igualdad de género, promoción de la salud y drogodependencias, cooperación al desarrollo, servicios sociales, gestión cultural y desarrollo local.

.

Marco Segone, es oficial de evaluación de UNICEF y el co-chair de la iniciativa EvalPartners. Ha estado vinculado desde hace muchos años con la realidad de la evaluación a nivel global, y todavía extraña sus buenos años transcurridos en Colombia y Brasil.

.

Belen Sanz Luque, directora de la Oficina de Evaluación de UN Women, quien también brindó su apoyo al grupo de trabajo de Evaluación, Género y Derechos Humanos, de la ReLAC.

.

Colleen Duggan es especialista senior en la unidad de evaluación del IDRC (International Development Research Center), con una extensa experiencia en trabajos sobre derechos humanos, alerta temprana y prevención de conflictos, género y  evaluación de las iniciativas de construcción de paz. Su vinculación con América Latina parte del desarrollo de trabajos para Naciones Unidas en Colombia, Guatemala, y El Salvador.

.

Luis Soberón es  profesor principal del Departamento de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Fue coordinador de la ReLAC, y trabajó activamente en el “Grupo de trabajo de universidades e instituciones de formación en evaluación”, tal como se reseña con mayor detalle en el Grupo de Trabajo de Formación y Evaluación de la ReLAC. También  escribe en su blog sobre sistemas, evaluación y desarrollo.

Evaluación, valoración, negociación: reflexiones hacia una cultura de la evaluación

En Octubre del 2011 compartí en este espacio una entrada titulada Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa,  en donde daba cuenta del crecimiento de una corriente de reflexión orientada a brindar un mayor espacio al reconocimiento de los errores que se cometen en las acciones de desarrollo, cooperación y ayuda humanitaria. También señalaba como expresión relevante de dicha tendencia lo que se mostraba en el sitio Admiting Failure, el cual ahora tiene en su portada una síntesis muy directa de sus propósitos:  la comunidad del desarrollo está fallando… en aprender del fracaso. En lugar de reconocer dichas experiencias como oportunidades de aprendizaje, las escondemos por miedo y vergüenza. 

En el mundo de la evaluación esta tendencia no ha resultado ajena. Mientras que en América Latina el enfoque de la Sistematización de experiencias ha venido planteando con claridad que hay un desafío no sólo metodológico o técnico en aprender de nuestras prácticas, sino fundamentalmente político, desde otros contextos también se ha acentuado la pertinencia y relevancia de aprender de los errores como componente clave de una evaluación genuina.

Más recientemente, y fruto del incansable trabajo como editora de Marie Gervais,  el Canadian Journal of Program Evaluation publicó un número especial para conmemorar su 25º aniversario. El foco del mismo estuvo puesto en cómo aprovechar y aprender de  evaluaciones que no resultaron “exitosas”, vale decir, no alcanzaron los resultados esperados. En la introducción del número se desarrolla la discusión sobre cómo entender la noción de “evaluación exitosa” , dando cuenta con cierto detalle de la razón del lema del número especial: How to Take Advantage of Less-Than-Successful Evaluation Experiences.  La motivación por este foco temático parte de reconocer la poca reflexión que los evaluadores suelen dar a su práctica (con la excepción de los aspectos metodológicos), y -peor aún- el poco aprendizaje realizado como colectivo sobre dichos errores. ¡Tremenda paradoja para la trans-disciplina!

Es interesante analizar cómo apenas un cuarto de los convocados para este número finalmente completaron la tarea, aceptando la invitación y presentando un artículo. Las razones para ello no obedecieron tanto  a dificultades de tiempo o demandas laborales, sino a lo incómodo que resultaba para distintos evaluadores el escribir sobre sus experiencias más problemáticas y menos “exitosas” en su quehacer evaluativo.  Esto es señalado y repensado también por los dos comentaristas de lujo con que contó el número especial,  Ross Conner (ex-presidente de la American Evaluation Asociation y de la IOCE) y  Michael Q. Patton (de quién hablamos antes aquí).

Pues bien, junto al colega y amigo Rafel Monterde-Díaz (bloguero de Evaluateca) preparamos un artículo que forma parte de este número, reflexionando sobre la cultura de la evaluación a partir de un caso  que sin duda fue “poco “exitoso”. Valga este espacio para compartir tanto la versión publicada en inglés, como así también su versión original en castellano. Queda abierta la sección comentarios para los ídem, mientras aprovechamos la visita de Rafael por estas australes comarcas (si bien la foto ilustra mi visita a su tierra, Valencia, momentos antes que nos invitaran a subir al patrullero que se asoma detrás… ;-) )

Experiencias virtuales y presenciales en el desarrollo de capacidades en evaluación

You can read this post in English here

En el marco de las redes, asociaciones, y profesionales de la evaluación,  se ha establecido ya un claro consenso sobre la pertinencia y necesidad de desarrollar capacidades de evaluación. Al mismo tiempo, se reconoce que estamos lejos de arribar a un consenso similar sobre el cómo hacerlo.

La Red de Seguimiento, Evaluación y Sistematización en América Latina -ReLAC- llevó a cabo hace un par de años un relevamiento exploratorio en 16 países de la región a fin de caracterizar la situación de los servicios de evaluación  (una presentación esquemática del estudio puede verse aquí). Algunos datos relevantes del mismo mostraron que los dos asuntos más importantes vinculados con la demanda de evaluación en el sector público eran:
(a) la capacidad de realizar evaluaciones de impacto, y
(b) la capacitación en monitoreo y evaluación.

El panorama en general para la región señalaba que la demanda de servicios de monitoreo y evaluación había crecido mucho más rápidamente que la capacidad de ser llevados adelante de manera competente, mientras que las instancias de formación más comunes resultaban ser las universidades y los consultores particulares.

El estudio en cuestión fue desarrollado en paralelo con un proceso muy interesante que, tanto por su novedad como por su escala, no llegó a ser reflejado en el mismo. Me refiero a las instancias de capacitación auto-generadas por las Asociaciones Voluntarias de Profesionales de la Evaluación (VOPEs por su sigla en Inglés, tal como las denomina la iniciativa EvalPartners). En este caso me refiero concretamente al grupo de trabajo sobre Sistematización y Evaluación, generado en la plataforma Ning de la ReLAC, el cual surgió a comienzos del año 2010 a partir de la articulación de las voluntades de integrantes de ReLAC, del Programa Latinoamericano de Apoyo a la Sistematización de Experiencias del CEAAL (PLAS-CEAAL), y de PREVAL. Partiendo del propósito común de desarrollar actividades conjuntas sobre la sistematización con la participación de las redes nacionales, instituciones y personas relacionadas con la temática, el grupo rápidamente creció en número de participantes como en intensidad y calidad de sus discusiones.

Una decisión que resultó muy acertada fue realizar las discusiones teniendo en vista el desarrollo en Julio del 2010 de la 3º Conferencia de ReLAC en San José de Costa Rica. De ese modo, a partir de su trabajo colectivo en el marco del grupo de trabajo, los participantes concretaron un panel en la inauguración de la conferencia, así como diversas ponencias individuales en la misma. Las instancias que hasta ese momento habían sido virtuales y sincrónicas en el marco del grupo de trabajo, dieron lugar a discusiones y aprendizajes presenciales en el marco de la conferencia, convertida en un escenario para la profundización de la metodología de la sistematización de experiencias, ese particular enfoque de evaluación orientado a generar y compartir aprendizajes sobre las prácticas de intervención en desarrollo y con una profunda raigambre latinoamericana.

Retomando el estudio mencionado antes sobre Demanda y Oferta de Evaluación en América Latina, ante la consulta sobre qué productos o metodología serían los más relevantes para fortalecer las capacidades de evaluación, el lugar de los medios virtuales ocupó siempre el último lugar en las preferencias. Esto marcó un contraste con la experiencia del grupo de trabajo en sistematización, posiblemente porque el mismo terminó siendo una experiencia no simplemente de e-learning (únicamente virtual) sino fundamentalmente b-learning (de blend, mezclado), combinando instancias presenciales y virtuales.

Esteban Tapella (amigo, colega del PETAS, y reciente PhD!), motivado por su compromiso personal con la temática de la sistematización, así como también por el interés que la misma generó en el marco del grupo de trabajo como en otras instancias internacionales no-latinoamericanas,  comenzó hace un año a dictar un curso presencial de Sistematización de Experiencias para estudiantes universitarios avanzados y graduados en la Facultad de Ciencias Sociales de la UNSJ (San Juan, Argentina). Generosamente me invitó este año a sumarme al curso, el cual también está teniendo una dimensión no-presencial más que interesante. Por un lado, un blog del curso de Sistematización de Experiencias que, abierto a todos los interesados,  no sólo va dando cuentas de los desarrollos del mismo y permitiendo la interacción entre los participantes, sino que también articula a quienes lo visiten con bibliotecas virtuales clave en el tema, a la vez que ordena material audiovisual muy valioso sobre sistematización.  Por otro lado, el acompañamiento en directo que vía Twitter y con la etiqueta #sistematizacion vamos realizando e invitando a que otros se sumen.   Con dos sesiones realizadas (de ocho totales) el curso presencial ha comenzado a movilizar no sólo a los físicamente presentes , sino que algunos colegas se están motivando en armar una instancia virtual del mismo.

La práctica (¡todavía no sistematizada!) parece mostrarnos que una vinculación estrecha entre oportunidades presenciales y virtuales puede ser un camino con muchas potencialidades para el fortalecimiento de las capacidades en evaluación.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.645 seguidores