IV Conferencia de la ReLAC: Marzo 2015, Lima (Perú) – #EvalYear

Con el inspirado e inspirador tema El Futuro de la Evaluación en América Latina y el Caribe: Desarrollo, Equidad y Cultura  se desarrollará entre el 11 y 13 de Marzo del año próximo (el #EvalYear), la IV Conferencia de la ReLAC, la Red de Seguimiento, Evaluación y Sistematización de América Latina y el Caribe.  A diez años de su conferencia inaugural, y luego de haber pasado por Bogotá y San José de Costa Rica en las anteriores instancias, se vuelve -como dice el tango- al primer amor: Lima ;-) .

logo ReLACAdemás de darle su espacio al tema del desarrollo (como en conferencias anteriores), y al de la equidad (como está siendo el caso en diversas reuniones de evaluación), la cuestión de la cultura ha sido incorporada como el tercer eje fuerte del tema de esta conferencia. Siguiendo los pasos de los colegas de AfrEA (la Asociación Africana de Evaluación), así como de otras más (ver aquí), un grupo de evaluadores de la región está interesado en discutir cuánto pesa, importa y es relevante la dimensión cultural en los esfuerzos evaluativos.  En el caso de la ReLAC, un grupo de trabajo se creó hace un tiempo con el nombre Evaluar desde Latinoamérica, y es de esperar que se reactive y comparta sus reflexiones en ocasión de la conferencia.

En tal sentido, sugiero darle un vistazo a los distintos grupos de trabajo en existencia, inscribirse en aquel que nos parezca interesante y relevante, y resucitarlo desde adentro (¡valga la metáfora pascual!). Con anterioridad a la pasada conferencia  en Costa Rica, el grupo de Sistematización y Evaluación tuvo un intercambio notable de información y discusión que permitió armar un panel central y la presentación de diversos artículos durante el desarrollo de la misma. Del mismo modo podrían reactivarse varios de estos grupos, teniendo como norte esta IV Conferencia.

La página web de la conferencia ya cuenta con información para expositores (ejes temáticos, formatos de presentaciones, etc.) como así también información para propuestas de cursos y talleres. Estos últimos se desarrollarán entre el lunes 9 y el martes 10 de marzo, y han resultado siempre una fantástica oportunidad de formación e intercambio.  Estamos en fecha propicia para el armado de presentaciones, paneles, y el ofrecimiento de talleres pre-conferencia, por lo  que los animo a hacerlo cuanto antes, consultando los enlaces correspondientes.

La Comisión de Comunicaciones ha preparado el vistoso flyer  que copio debajo, el cual también está en .pdf aquí y compartido con colegas y contactos. Animo e invito a los lectores de este blog a sumarse a la aventura de promocionar, construir, y desarrollar esta IV Conferencia. ¡Nos vemos en Lima!

flyer conferencia Relac FINAL

Allá vamos, otra vez (gran video sobre el #desarrollo)

Una muy buena lectura descubierta desde Twitter (y van…) me hizo re-encontrarme con el video que comparto más abajo, al que conocí hace un tiempo pero no había podido presentar en el blog.  El sitio donde lo publican es la organización Surival International, la que ofrece su gran contenido en bellísimas y duras imágenes, así como también en una gran cantidad de lenguas. Vale la pena darse una vuelta por ahí, interiorizarse, sensibilizarse, y colaborar… si sentimos que la causa es valiosa. Allí donde está tu tesoro, estará tu corazón…

Sin más prolegómenos, un video para pensar…

 

Hip-hop & cambio social: un trabajador social a la izquierda, por favor

Gracias a Jennifer Lentfer y su fantástico blog How Matters pude conocer a la familia Ayara y a su creador, Don Popo. El video ha sido realizado en Bogotá, Colombia, y apunta a mostrar la labor de trabajo social en el ámbito juvenil en dicho ambiente.

Mi mayor acercamiento al Hip-hop ha sido porque una de mis hijas se entusiasmó con el mismo, y alguna vez en algún colectivo en Chile tuve la experiencia cercana de este género urbano. El resto ha sido más bien mediático, y -por tanto- cargado de prejuicios y miradas entre despectivas e ignorantes. Estoy seguro que para much@s este  video será un gran reconciliador…

Reconciliador con dimensiones de la cultura urbana que nos son ajenas.

Reconciliador con el optimismo.

Reconciliador con sueños de cambio social.

HipHopLogoY por otro lado, da un lugar jerárquico a los “locales” y la intervención “externa” poco externa parece… cuando los jóvenes terminan haciéndose dueños de la misma.  Sin duda que también permite ver resultados e impacto en distintas facetas de la vida de estos jóvenes, y su sostenibilidad apunta a ser sospechosamente alta. Pues bien, esos son mis subjetivas impresiones tras ver este impactante video, que bien valen dedicarle un momento para aquellos que quieren y creen posible un cambio social -y si viene de la mano del arte, tanto mejor!- (¿podría ser de otro modo? :-) )

.

Niños de Siria: conocer para ayudar

Hace algo más de dos años atrás, cuando la primavera árabe parecía extenderse por toda la región de Medio Oriente, el presidente de Siria Ashar Al-Assad opuso firme resistencia a las protestas populares que en el  país tuvieron lugar, no sólo con una clara negativa a ceder espacios de poder, sino también reprimiendo con el ejército a los insurgentes. Los opositores radicalizaron sus demandas y crearon a fines del 2011 el Ejercito Libre de Siria, principal grupo opositor al gobierno y uno de los actores claves de la guerra civil que se desató en el país.

Desde entonces, la guerra se ha extendido por todo el país, y la Fuerza Aérea ha bombardeado decenas de ciudades, dejando a su paso muerte y destrucción. Los rebeldes toman ciudades, el gobierno las bombardea, la población huye. Huye… Abandona toda su vida, y parte a la frontera.  Y no son pocos siquiera…

El Alto Comisionado para los Refugiados (Naciones Unidas) considera que para finales del 2013 la mitad de la población Siria estará necesitada de ayuda de la cooperación internacional, mientras que ya mismo la situación es considerada la más grave con la que su organización ha tenido que lidiar jamás. Mientras que unos tres millones de personas se han desplazado de sus hogares a otros sitios de Siria, aproximadamente ocho mil personas por día -desde hace meses- han cruzado la frontera hacia Jordania. A la vez que las soluciones políticas al conflicto siguen sin aparecer, la situación en los campos de refugiados se ha vuelto crítica, tal como lo expresa Paloma Escudero, de UNICEF:

Siria1Hace diez días, el equipo de UNICEF en Oriente Medio dio la voz de alarma: si el número de niños y familias que necesitan ayuda humanitaria sigue creciendo cada semana a este ritmo vertiginoso, no podemos garantizar el mantenimiento de nuestras operaciones con los fondos disponibles. Por primera vez, debíamos considerar el cierre de programas dentro de Siria en salud, protección y educación (solo un 6% de los niños de Aleppo están escolarizados, cuando hace dos años era el 85%, dos millones de niños) y nuestro trabajo diario atendiendo a la población refugiada y a las comunidades de acogida en Jordania, Líbano, Iraq y Turquía con agua, saneamiento, campañas de vacunación, centros de salud y escolarización. Y no éramos los únicos.  Lo que estábamos viviendo en el equipo de UNICEF también lo estaban sufriendo otras agencias humanitarias clave en la zona como ACNUR, la OMS, OCAH y el PMA. [...]

Lo que sí fue diferente fue la solución a este inmenso problema. Por primera vez, no fue una petición de fondos a gran escala, aunque la necesidad no puede ser más crítica. Por primera vez la solución se centró en la causa de la tragedia humanitaria y no solo en sus consecuencias. Los líderes mundiales de UNICEF (Anthony Lake), ACNUR (António Guterres), OCAH (Valerie Amos), el PMA (Ertharin Cousin) y la OMS (Margaret Chan), decidieron hablar alto y claro, con una sola voz exigiendo el fin de la violencia y el sufrimiento de millones de sirios dentro y fuera de sus fronteras.

.

Unicef  ha señalado  que es posible que la violencia, el desplazamiento, y las carencias básicas hagan realidad la triste situación de una generación perdida. Para ponerle rostro a números y nombres que nos pueden sonar extraños y lejanos, vale la pena dedicar un par de minutos a escuchar a los niños de un campo de refugiados. Tienen la palabra….

.

Para poner nuestro bolsillo donde está nuestro corazón, podemos colaborar aquí o aquí también. A la vez, podemos colaborar difundiendo, opinando, sensibilizándonos por nuestra cuenta cuando no nos ayuda la TV -seguramente una bomba en Boston tiene otro calibre y otro status para diarios, revistas y programas de TV-.

siria3

¿Qué Papa podemos esperar que no sea un Benedicto XVII?, por Leonardo Boff

Podría presentar sin mucho esfuerzo la  justificación del porqué incluir en este blog sobre Desarrollo, Evaluación y Complejidad una entrevista a un teólogo brasileño… pero me da pereza, realmente. Y como dejé claro desde el primer día que este era un espacio entre lo profesional y lo personal, sirva al menos decir que el entrevistado fue alguien que me marcó hondamente con sus reflexiones desde hace al menos 25 años.  Y que en este reportaje deja un rosario de frases que siguen siendo movilizadoras e inquietantes.  En los comentarios pueden marcar alguna de ellas…

BoffEntrevista a Leonardo Boff, para ser reproducida por quien esté interesado.

¿Cómo recibió usted la renuncia de Benedicto XVI?

R/ Yo desde el principio sentía mucha pena por él, pues por lo que conocía, especialmente de su timidez, imaginaba el esfuerzo que debería hacer para saludar al pueblo, abrazar a las personas, besar a los niños. Estaba convencido de que un día él aprovecharía alguna ocasión sensata, como los límites físicos de su salud y el menor vigor mental, para renunciar. Aunque se mostró como un papa autoritario, no estaba apegado al cargo de papa. Me sentí aliviado porque la Iglesia está sin un líder espiritual que suscite esperanza y ánimo. Necesitamos otro perfil de papa más pastor que profesor, no un hombre de la Iglesia-institución sino un representante de Jesús que dijo: “si alguien viene a mí, no le echaré fuera” (Evangelio de Juan 6,37), podía ser un homoafectivo, una prostituta, un transexual.

2. ¿Cómo es la personalidad de Benedicto XVI ya que usted mantuvo cierta amistad con él?

R/ Conocí a Benedicto XVI en mis años de doctorado en Alemania entre 1965-1970. Oí muchas conferencias de él pero no fui alumno suyo. Él leyó mi tesis doctoral: “El lugar de la Iglesia en el mundo secularizado” y le gustó mucho hasta el punto de buscar una editorial para publicarla, un tocho de 500 páginas. Después trabajamos juntos en la revista internacional Concilium, cuyos directores se reunían todos los años en la semana de Pentecostés en algún lugar de Europa. Yo la editaba en portugués. Esto fue entre 1975-1980. Mientras los demás hacían la siesta, él y yo paseábamos y conversábamos sobre temas de teología, sobre la fe en América Latina, especialmente sobre San Buenaventura y San Agustín, de los cuales él es especialista y a los que yo hasta hoy frecuento a menudo. Después en 1984 nos encontramos en un momento conflictivo: él como juez mío en el proceso del ex-Santo Oficio movido contra mi libro Iglesia: carisma y poder (Vozes 1981. Sal Terrae 1982). Ahí tuve que sentarme en la silla donde, entre otros, se sentaron Galileo y Giordano Bruno. Me sometió a un tiempo de “silencio obsequioso”, tuve que dejar la cátedra y me fue prohibido publicar cualquier cosa. Después de esto nunca más nos volvimos a encontrar. Como persona es finísimo, tímido y extremadamente inteligente.

3. Como cardenal fue su Inquisidor después de haber sido su amigo: ¿cómo vio usted esta situación?

R/ Cuando fue nombrado Presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex-Inquisición) me sentí sumamente feliz. Pensaba: finalmente tendremos un teólogo al frente de una institución con la peor fama que se pueda imaginar. Quince días después me respondió agradeciendo y decía: creo que hay aquí en la Congregación varios asuntos suyos pendientes y tenemos que resolverlos. Y es que prácticamente cada vez que publicaba un libro llegaban de Roma preguntas de aclaración que yo me demoraba en responder. Pero de Roma no viene nada que no haya sido enviado antes a Roma. Aquí en Brasil había obispos conservadores y perseguidores de teólogos de la liberación que enviaban las quejas de su ignorancia teológica a Roma con el pretexto de que mi teología podría hacer daño a los fieles. Ahí me di cuenta de que él ya había sido contaminado por el bacilo romano que hace que todos los que trabajan en el Vaticano rápidamente encuentren mil razones para ser moderados y hasta conservadores. Y entonces más que sorprendido quedé verdaderamente decepcionado.

4. ¿Cómo recibió usted ese castigo de “silencio obsequioso”?

R/ Tras el interrogatorio y la lectura de mi defensa escrita que está como anexo en la nueva edición de Iglesia; carisma y poder (Record 2008) son 13 los cardenales que opinan y deciden. Ratzinger es solo uno de ellos. Después someten la decisión al papa. Creo que el suyo fue un voto discrepante de la mayoría, porque conocía otros libros míos de teología, traducidos al alemán, y me había dicho que le habían gustado e incluso una vez, delante del papa en una audiencia en Roma, hizo una referencia elogiosa. Yo recibí el “silencio obsequioso” como lo haría un cristiano ligado a la Iglesia: lo acogí con calma. Recuerdo que dije: “es mejor caminar con la Iglesia que solo con mi teología”. Para mí fue relativamente fácil aceptar la imposición porque la Presidencia de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB, en portugués) siempre me había apoyado y dos de sus cardenales, don Aloysio Lorscheider y don Paulo Evaristo Arns, me acompañaron a Roma y participaron, en una segunda parte, del diálogo con el cardenal Ratzinger y conmigo. Ahí éramos tres contra uno. Algunas veces pusimos al cardenal Ratzinger en aprietos pues los cardenales brasileros le aseguraban que las críticas contra la teología de la liberación que él había hecho en un documento recientemente publicado eran eco de los detractores y no un análisis objetivo. Y pidieron un nuevo documento positivo. Él acogió la idea y realmente lo hizo dos años más tarde. Y nos pidieron también, a mí y a mi hermano Clodovis que estaba en Roma, que escribiésemos un esquema y lo entregásemos en la Sagrada Congregación. En un día y una noche lo hicimos y lo entregamos.

monsenor-oscar-arnulfo-romero5. Usted dejó la Iglesia en 1992. ¿Le quedó alguna amargura de todo el affaire del Vaticano?

R/ Yo nunca dejé la Iglesia. Dejé una función dentro de ella, que es la de sacerdote. Seguí como teólogo y profesor de teología en varias cátedras, aquí y fuera del país. Quien entiende la lógica de un sistema cerrado y autoritario, poco abierto al mundo, que no cultiva el diálogo y el intercambio (los sistemas vivos viven en la medida en que se abren e intercambian) sabe que si alguien como yo no se alínea plenamente a tal sistema será vigilado, controlado y eventualmente castigado. Es similar al sistema de la seguridad nacional que hemos conocido en América Latina bajo los regímenes militares de Brasil, Argentina, Chile y Uruguay. Dentro de esta lógica, el entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio, ex-Inquisición), el card. J. Ratzinger condenó, silenció, depuso de la cátedra o transfirió a más de cien teólogos. De Brasil fuimos dos: la teóloga Ivone Gebara y yo. Por entender la referida lógica, y lamentarla, sé que están condenados a hacer lo que hacen con la mayor buena voluntad. Pero como Blaise Pascal dijo: “Nunca se hace el mal tan perfectamente como cuando se hace con buena voluntad”. Sólo que esta buena voluntad no es buena, pues crea víctimas. No guardo ningún rencor o resentimiento pues tuve compasión y misericordia de aquellos que se mueven dentro de esta lógica que, a mi modo de ver, está a años-luz de la práctica de Jesús. Además, es cosa del siglo pasado, ya pasado. Y evito volver a ello.

6. ¿Cómo evalúa usted el pontificado de Benedicto XVI? ¿Ha sabido manejar las crisis internas y externas de la Iglesia?

R / Benedicto XVI fue un eminente teólogo, pero un papa frustrado. No tenía el carisma de dirección y animación de la comunidad, como lo tenía Juan Pablo II. Desgraciadamente, será estigmatizado de manera reduccionista como el papado donde aumentaron los pedófilos, los homoafectivos no fueron reconocidos y las mujeres fueron humilladas, como en EE.UU.donde se negó el derecho de ciudadanía a una teóloga por cuestión de género. Y también pasará a la historia como el Papa que criticó fuertemente la teología de la liberación, interpretada a la luz de sus detractores, y no a través de las prácticas pastorales y libertadoras de obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos que hicieron una opción seria por los pobres contra la pobreza y a favor de la vida y de la libertad. Por esta causa justa y noble fueron mal interpretados por sus hermanos en la fe y muchos de ellos detenidos, torturados y asesinados por los órganos de seguridad del estado militar. Entre ellos se encontraban obispos como el obispo Angelelli de Argentina y el Arzobispo Oscar Romero de El Salvador. Dom Helder fue el mártir que no mataron. Pero la Iglesia es más grande que sus papas y continuará, entre sombras y luces, prestando un servicio a la humanidad, a fin de mantener viva la memoria de Jesús y ofrecer una posible fuente de sentido en la vida más allá de esta vida. Hoy sabemos por los Vatileaks que dentro de la Curia romana están enfrascados en una feroz lucha por el poder, especialmente entre la corriente Bertone, actual Secretario de Estado, y el ex-secretario Sodano, ya emérito. Ambos tienen sus aliados. Bertone, aprovechándose de las limitaciones del papa, construyó prácticamente un gobierno paralelo. Los escándalos de filtración de documentos secretos de la mesa del Papa y del Banco del Vaticano, usado por los millonarios italianos, algunos de la mafia, para lavar dinero y enviarlo fuera, afectaron mucho al Papa. Y se fue aislando cada vez más. Su renuncia se debe a los límites de la edad y de las enfermedades, pero agravadas por estas crisis internas que lo debilitaron y que él no supo o no pudo atajar a tiempo.

CurasRojos7. El Papa Juan XXIII dijo que la Iglesia no puede ser un museo, sino una casa con puertas y ventanas abiertas. ¿Cree usted que Benedicto XVI intentó transfomar la Iglesia de nuevo en algo así como un museo?

R / Benedicto XVI es un nostálgico de la síntesis medieval. Reintrodujo la misa en latín, escogió vestimentas de los papas renacentistas y de otros tiempos pasados, mantuvo los hábitos y ceremoniales palaciegos, a quien iba a comulgar le ofrecía primero el anillo papal para que lo besase y luego le daba la hostia, cosa que ya no se hacía. Su visión era restauracionista y es un nostálgico de una síntesis entre cultura y fe que existe muy visible en su Baviera natal, cosa que él comentaba explícitamente. Cuando en la Universidad donde él estudió, y yo también, en Munich, vió un cartel anunciándome como profesor invitado para dar una conferencia sobre las nuevas fronteras de la teología de la liberación pidió al decano posponerla sine die. Sus ídolos teológicos son San Agustín y San Buenaventura, que mantuvieron siempre gran desconfianza de todo lo que venía del mundo, contaminado por el pecado y necesitado de ser rescatado por la Iglesia. Es una de las razones que explican su oposición a la modernidad a la que ve bajo la óptica del secularismo y el relativismo y fuera del ámbito de influencia del cristianismo, que ayudó a formar Europa.

8. ¿La iglesia, a su juicio, va a cambiar la doctrina sobre el uso del condón y la moral sexual en general?

R/ La iglesia debe mantener sus convicciones, las que estima irrenunciables como el tema del aborto y la no manipulación de la vida. Pero debería renunciar al estatus de exclusividad, como si fuera la única portadora de la verdad. Debe entenderse dentro del espacio democrático, en el cual su voz se hace oír junto a otras voces. Y las respeta e incluso está dispuesta a aprender de ellas. Y cuando sea derrotada en sus puntos de vista, debería ofrecer su experiencia y tradición para mejorar donde pueda mejorar y aligerar el peso de la existencia. En el fondo, ella tiene que ser más humana, más humilde y tener más fe, en el sentido de no tener miedo. Lo que se opone a la fe no es el ateísmo, sino el miedo. El miedo paraliza y aísla a las personas de los demás. La Iglesia debe caminar junto a la humanidad, porque la humanidad es el verdadero Pueblo de Dios. Ella lo muestra más conscientemente, pero no se apropia exclusivamente de esta realidad.

9. ¿Qué debe hacer el futuro Papa para evitar la emigración de tantos fieles a otras Iglesias, especialmente a las pentecostales?

R / Benedicto frenó la renovación de la Iglesia incentivada por el Concilio Vaticano II. No acepta que haya rupturas en la Iglesia, así que prefirió un punto desem-porta706 vista lineal, reforzando la tradición. Sucede que la tradición del siglo XVIII y XIX se opuso a todos los logros modernos, de la democracia, de la libertad religiosa y otros derechos. Él ha tratado de reducir la Iglesia a una fortaleza para defenderse de estas modernidades y veía el Vaticano como un caballo de Troya a través del cual podían entrar. No negó el Vaticano II, pero lo interpretó a la luz del Concilio Vaticano I, que está centrado en la figura del Papa con poder monárquico, absoluto e infalible. Así que se produjo una gran centralización de todo en Roma, bajo la dirección del Papa que, ¡pobre!, tiene que conducir una población católica del tamaño de la de China. Tal opción ha traído un gran conflicto en la Iglesia e incluso en episcopados enteros, como el alemán y el francés, y ha contaminado la atmósfera interna de la Iglesia con sospechas, creación de grupos, emigración de muchos católicos de la comunidad y acusaciones de relativismo y de magisterio paralelo. En otras palabras, en la Iglesia ya no se vivía una fraternidad franca y abierta, un hogar espiritual común a todos. El perfil del nuevo Papa, en mi opinión, no debe ser la de un hombre de poder y ni un hombre de la institución. Donde hay poder no existe amor y la misericordia desaparece. Debería ser un pastor, cercano a los fieles y a todos los seres humanos, independientemente de su situación moral, política y étnica. Debería tener como lema las palabras de Jesús, que ya he citado: “Si alguno viene a mí, yo no le echaré fuera”, pues Jesús acogía a todos, desde a una prostituta como Magdalena hasta un teólogo como Nicodemo. No debería ser un hombre de Occidente que ahora se ve como un accidente de la historia, sino un hombre del vasto mundo globalizado que sienta pasión por los pobres y el grito de sufrimiento de la Tierra devastada por la avaricia consumista. No debería ser un hombre de certezas sino alguien que animase a todos a buscar los mejores caminos. Lógicamente se orientaría por el Evangelio pero sin espíritu proselitista, con la conciencia de que el Espíritu siempre llega antes que el misionero y el Verbo ilumina a todo hombre que viene a este mundo, como dice  el evangelista san Juan. Debería ser un hombre profundamente espiritual y abierto a todos caminos religiosos para juntos mantener viva la llama sagrada que existe en cada persona: la presencia misteriosa de Dios. Y, por último, un hombre de profunda bondad, al estilo del Papa Juan XXIII, con ternura por los humildes y con firmeza profética para denunciar a aquellos que promueven la explotación y hacen de la violencia y de la guerra instrumentos de dominación de los demás y del mundo. Que en las negociaciones que los cardenales hacen en el cónclave y en las tensiones de las tendencias, prevalezca un hombre con este tipo de perfil. Cómo el Espíritu Santo obra ahí es misterio. Él no tiene otra voz ni otra cabeza que las de los cardenales. Que el Espíritu no les falte.

¿Qué es lo realmente imprescindible en esta #Navidad?

De los amigos de la Fundación Khanimambo, #regalosimprescindibles

 

Entre conferencias…

Este fin de año viene completo de conferencias interesantes y relevantes en el mundo de la evaluación. Mientras la RedLacMe estará realizando su VIII Conferencia el próximo 3 al 5 de Diciembre en Costa Rica, y el CLAD tendrá su XVII Congreso Internacional en Colombia entre el 30 de Octubre y el 2 de Noviembre (con al menos cuatro paneles focalizados en temas de evaluación), también se suman otros eventos internacionales. Mientras que de al menos dos de ellos confío escribir pronto (me refiero a la conferencia de AEA 2012 y al foro de EvalPartners), en esta entrada apunto a compartir noticias sobre la reciente conferencia de la Sociedad Europea de Evaluación.

La décima conferencia bienal de la EES tuvo lugar en Helsinki, Finlandia, cuando el otoño europeo avanzaba con fuerza. Bajo la consigna “la evaluación en una sociedad de redes: nuevos conceptos, nuevos desafíos y nuevas soluciones”, el propósito central de la conferencia fue facilitar el debate en torno a los desafíos que enfrentan nuestras sociedades en el marco de a la crisis económica y financiera reciente, el incremento de la pobreza en algunos países europeos y la reducción del gasto público en muchas regiones.

Como en otras oportunidades, el generoso apoyo de los organizadores facilitó la participación unos setenta evaluadores no-europeos, y entre ellos se contaba mi colega y amigo Esteban Tapella (ya comenté anteriormente uno de nuestros trabajo conjuntos en un curso sobre Sistematización de Experiencias).   Esteban es, entre otras cosas (como por ejemplo andinista, fotógrafo, docente universitario e investigador social, etc.) un gran comunicador y un claro ejemplo del sharismo contemporáneo -vale decir, alguien que coloca el compartir como prioridad en sus acciones-. -. Habiendo participado en Helsinki con dos presentaciones de autoría compartida, una denominada “Aprendizaje compartido y evaluación participativa: en el enfoque de sistematización en programas de desarrollo” y otra  “La práctica de la evaluación en América Latina: el caso de la sistematización de experiencias”, se hizo tiempo también para entrevistar a algunos de los participantes en la misma y pedirles comentaran sobre qué trabajo habían presentado en la conferencia, qué están desarrollando actualmente en el campo de la evaluación, e incluso un mensaje o saludo para la comunidad de evaluadores de América Latina y el Caribe.

Entonces, sin más prolegómenos, los entrevistados de Esteban Tapella.

María Bustelo es Directora del Magíster en Evaluación de Programas y Políticas Públicas de la Universidad Complutense de Madrid, y Presidente de la Sociedad Europea de Evaluación. Ha trabajado en evaluación en las áreas de igualdad de género, promoción de la salud y drogodependencias, cooperación al desarrollo, servicios sociales, gestión cultural y desarrollo local.

.

Marco Segone, es oficial de evaluación de UNICEF y el co-chair de la iniciativa EvalPartners. Ha estado vinculado desde hace muchos años con la realidad de la evaluación a nivel global, y todavía extraña sus buenos años transcurridos en Colombia y Brasil.

.

Belen Sanz Luque, directora de la Oficina de Evaluación de UN Women, quien también brindó su apoyo al grupo de trabajo de Evaluación, Género y Derechos Humanos, de la ReLAC.

.

Colleen Duggan es especialista senior en la unidad de evaluación del IDRC (International Development Research Center), con una extensa experiencia en trabajos sobre derechos humanos, alerta temprana y prevención de conflictos, género y  evaluación de las iniciativas de construcción de paz. Su vinculación con América Latina parte del desarrollo de trabajos para Naciones Unidas en Colombia, Guatemala, y El Salvador.

.

Luis Soberón es  profesor principal del Departamento de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Fue coordinador de la ReLAC, y trabajó activamente en el “Grupo de trabajo de universidades e instituciones de formación en evaluación”, tal como se reseña con mayor detalle en el Grupo de Trabajo de Formación y Evaluación de la ReLAC. También  escribe en su blog sobre sistemas, evaluación y desarrollo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.611 seguidores